Formularán un dictamen en el que propondrán una terna con los mejores perfiles, misma que será presentada al Pleno para su votación (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Con la participación de 5 candidatos, concluyó la jornada de comparecencias, en la que participaron 11 de los 16 aspirantes inscritos al proceso, para la elección del titular de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM).

Mediante un proceso abierto, transparente y apegado a la legalidad, los diputados Marco Polo Aguirre, Cristina Portillo, Miriam Tinoco, Javier Estrada y Baltazar Gaona, presidente e integrantes de la Comisión Inspectora de la ASM, atendieron la comparecencia de los expositores, quienes contaron con 20 minutos para presentar su propuesta de trabajo, y 10 minutos para responder a los preguntas formuladas por los legisladores.

A la segunda ronda de entrevistas, en la que estuvieron presentes los diputados Antonio Soto y Lucila Martínez; acudieron Miguel Ángel Aguirre Abellaneda, Omero Valdovinos Mercado, Silvia Estrada Esquivel, Fátima Celeste Díaz Fernández y Héctor Acosta Rosales.

Entre las propuestas planteadas por los aspirantes destacan: fortalecer al órgano con recursos técnicos y materiales adecuados; optimizar los recursos humanos; suscribir convenios de colaboración con municipios, autoridades federales y órganos del sistema estatal anticorrupción; auditoría forense y servicio civil de carrera, así como innovación informática y fiscalización preventiva.

En ese sentido, durante su participación Aguirre Avellaneda se pronunció por establecer sanciones para quienes no presenten la Cuenta Pública, así como por homologar los plazos para la presentación de las cuentas públicas estatal, y municipales, a fin de evitar desfases.

Por su parte, Valdovinos Mercado hizo énfasis en la necesidad de transparentar los procesos y recursos del órgano fiscalizador, así como por llevar un registro público y abierto de todas las auditorias que se lleven a cabo.

Finalmente, Estrada Esquivel, se pronunció por trabajar para consolidar una institución fiscalizadora sólida que cierre el paso a la corrupción, así como por dar parte a las autoridades competentes, cuando se detecten irregularidades por falta de cumplimiento fiscal o desvío de recursos.

PO