(Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Con el propósito de brindarles a las y los niños con síndrome de Asperger mayores y mejores oportunidades de desarrollar actividades en sociedad, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), ofrece atención y tratamiento a estos pacientes, por medio del Centro Regional de Desarrollo Infantil y Estimulación Temprana (CREDIET) y del Hospital Psiquiátrico “Dr. José Torres Orozco”.

El síndrome de Asperger es un conjunto de problemas mentales y conductuales que forma parte de los trastornos del espectro autista. Se presenta durante la infancia y se va acentuado en edades adultas y si no se atiende a tiempo, los pacientes tienen menos posibilidades de realizar actividades cotidianas; es decir, es un trastorno generalizado del desarrollo.

El CREDIET atiende a los menores y en el Hospital Psiquiátrico se brinda atención permanente a jóvenes y adultos que padecen este síndrome, con el propósito de coadyuvar a su inclusión social; sin embargo, la incidencia de los casos es baja.

Hoy, se conmemora el Día Internacional del Síndrome de Asperger, el cual, a diferencia del autismo infantil temprano, no presenta retraso en el desarrollo del lenguaje, y no existe una perturbación clínicamente significativa en su adquisición.

Aunque las causas del síndrome de Asperger no se encuentran bien definidas, un componente genético parece ser la causa aparente del desorden, ya que, tanto los niños como las niñas que padecen la enfermedad, tienen una historia familiar de parientes con esta condición.

Entre los signos que se presentan con este trastorno, destacan problemas para comprender los sentimientos de otras personas o para expresar emociones propias, dificultad para entender el lenguaje corporal, evitar el contacto visual, buscar siempre estar solo o querer interactuar, pero no saber cómo hacerlo, por mencionar algunos de los más representativos.

Para saber si un niño o niña padece este síndrome, es necesario acudir al médico para que lo remita a un pediatra especializado en el desarrollo o con un psicólogo, a efecto de que el menor pueda beneficiarse de una capacitación intensiva de destrezas sociales para aplicar en la escuela o su comunidad, además de terapia de lenguaje que le permita comunicarse con otras personas.

PO