Los feligreses deberán acatar cada una de las medidas preventivas (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La Arquidiócesis dio a conocer este domingo los criterios generales del Protocolo Sanitario que se aplicará para la Provincia Eclesiástica de Morelia, en el marco de la reactivación del culto religioso de manera sistemática, gradual y progresiva, para evitar la propagación del Covid-19.

Previo a la celebración:

  1. Campaña de información sobre las nuevas condiciones para participar en las celebraciones, proporcionando mensajes de información veraz y de esperanza, de prevención y de cuidado personal y de la comunidad.
  2. Es fundamental la responsabilidad para abstenerse de participar en la celebración si la persona presenta síntomas de resfriado, incluyendo el sacerdote.
  3. La población en riesgo (diabéticos, hipertensos, adultos mayores, obesos, problemas inmunológicos…) siga participando por los medios digitales, quedando a disposición del sacerdote la posible atención a domicilio por su medio o con el equipo de ministros.
  4. Continuamente se llevará a cabo la previa sanitización de la iglesia y limpieza en todas sus áreas. Para ello se debe contar con los siguientes insumos:
  • Solución desinfectante: agua con cloro o pinol: 100 mililitros por cada litro de agua.
  • Franelas.
  • Atomizadores con la solución desinfectante.
  • Ofrecer en todas las entradas y salidas de los lugares de culto gel antibacterial.
  • Escobas y trapeadores.
  • En caso de usar algún desinfectante específico sugerimos pedir al proveedor la hoja de seguridad y la prueba de efectividad de la misma.
  • Sanitizar las áreas susceptibles a ser tocadas: bancas, sillas, mesas, perillas, baños, etc.
  • Entrenar al equipo de limpieza para la correcta sanitización.
  1. Revisar la separación entre las bancas y marcar el espacio de uso con alguna etiqueta de color.
  2. Definir la cantidad de fieles que podrán entrar a la iglesia, considerando que la distancia entre cada fiel debe ser de 1.5 m.
  3. Informar a los fieles de la necesidad de llevar su equipo de protección como requisito indispensable para participar.
  • La parroquia puede tener un kit de cubrebocas por si algún fiel no lo llevara consigo.
  1. Protocolo de acceso a la iglesia:
  • Tapete sanitario: Colocar una jerga o franela en un recipiente lo suficientemente grande para cubrir el calzado de los visitantes y/o personal que labore en el establecimiento, éste se deberá mantener húmedo con la solución clorada (antes descrita) y en ella se deberán “limpiar” los zapatos al ingreso del establecimiento.

Estos deberán existir en todos los accesos del mismo (puerta principal, acceso de proveedores, acceso de trabajadores, etc.) y mantenerlos en buen estado, siempre húmedos y cambiarlos cuantas veces sea necesario. Exhibir un letrero alusivo a su presencia y uso en el que contenga la leyenda: “Sanitizar o Limpiar su Calzado antes de Ingresar a la Casa de Dios”.

  • Señalamientos para la utilización de: cubrebocas/careta, lavado de manos frecuente, uso de alcohol o gel antibacterial.
(Foto: Cortesía)

Filtro Sanitario:

o Si es posible, registro de temperatura.

o Las personas con temperatura mayor a 37.5°C o que presente signos evidentes de tos, lagrimeo, mucosidad y/o malestar general, tienen prohibido acceder.

o Canalizar para su atención médica los casos antes señalados.

o En caso de ser necesario, colocar “túneles sanitarios” para la sanitización de los fieles.

  1. Asignar y poner letreros en puertas de entrada y salida para evitar aglomeración en la movilidad. Incluso si sólo hubiera una puerta, que algún encargado organice tanto la entrada como la salida de personas.

Durante la celebración:

  1. La duración de la Misa será de 60 minutos como máximo.
  2. Los ministros, lectores, monaguillos observarán todas las medias sanitarias.
  3. El número de personas en el presbiterio será reducido.
  4. El cantor o coro mantendrá las distancias y medidas sanitarias necesarias.
  5. Abstenerse del uso de subsidios, como la “hoja dominical” para evitar el contagio.
  6. Los colectores de la ofrenda portarán cubrebocas.
  7. Omitir el saludo tradicional de la paz, supliéndose por otro signo a distancia.
  8. Distribuir gel a aquellos que se acerquen a comulgar.
  9. Continuar con la comunión en la mano.
  10. La fila de la comunión será con sana distancia.
  11. El sacerdote portará cubrebocas para el momento de distribuir la comunión.
  12. Será oportuno celebrar y orar por los difuntos que en la época de aislamiento no tuvieron exequias.
  13. Incluir en la liturgia mensajes de esperanza y de motivación a los fieles.

Después de la celebración: 

  1. La salida de la iglesia se realizará con orden y distancia.
  2. Evitar aglomeraciones en el atrio o sacristía.
  3. Realizar nuevamente el proceso de sanitización con las indicaciones ya expuestas.
  4. Para la ofrenda se sugiere:
  • Uso de guantes para su manejo.
  • Preparar mezcla de cuatro cucharadas de cloro con 200 mililitros de agua y colocarlo en atomizador.
  • Rociar los billetes de forma moderada y limpiarlos con un trapo.
  • Las monedas igual deben de ser rociadas con la misma mezcla y secadas con un trapo.
  • Retirar los guantes de forma adecuada. Es necesario tener en cuenta que el COVID-19 puede durar hasta 3 días en el dinero.
  1. OTROS SACRAMENTOS.
  2. Se sugiere que el Sacramento de la Reconciliación se realice en confesionario con rejilla, respetando la distancia.
  3. Donde sea posible hacer cita para la dirección espiritual.
  4. La fila de la confesión debe guardarse 1.5 m. de distancia entre cada persona.
  5. En la absolución abstenerse de tocar la frente o cabeza de las personas.
  6. Para la Unción de Enfermos es necesario llevar los insumos de prevención y tener las medidas necesarias antes y después de visitar al enfermo.

Por: Sayra Casillas/E