Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En Michoacán hay una parroquia sumergida bajo el agua junto con todo un pueblo, se trata de la iglesia de San Pedro Apóstol en Churumuco, que en 1965 quedó hundida con todo el pueblo, pero, ¿cómo pasó esto?, aquí te contamos la historia. A principios de la Guerra de Independencia de México, en 1810, desapareció gran parte de su población convirtiéndose casi en un pueblo fantasma. Sin embargo, en 1930 se recuperó y llego a los mil 300 habitantes, por lo que obtuvo la categoría de municipio. Pero 35 años después lo golpeó la desgracia de nuevo cuando se construyó la presa de Morelos Infiernillo y las aguas cubrieron todo el pueblo, incluida la iglesia, por lo que sus habitantes se establecieron en otro lugar al que llamaron Nuevo Churumuco. A pesar de las adversidades y del tiempo, la parroquia de San Pedro Apóstol sigue en pie, emergiendo de las aguas, y se convirtió en un atractivo turístico para el lugar. La iglesia fue construida en el siglo XVIII y es un exponente de la historia de México, ya que ahí ofreció misas José María Morelos y Pavón, religioso, militar y político mexicano que lideró el movimiento de Independencia.

La fiesta patronal del lugar se celebra cada 29 de junio.

Churumuco se localiza al sur del estado, a 235 kilómetros de la capital michoacana, a unas tres horas. Limita al norte con La Huacana, al noroeste con Turicato, al sur con el Estado de Guerrero, al suroeste con Huetamo y al oeste con Arteaga. Por: Redacción/SJS