(Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- A algunos les parece gracioso dar probaditas de vino o bebidas con alcohol a los pequeños pero esa acción podría estar afectándolo más de lo que imaginas.

Las probaditas están relacionadas con un inicio temprano del consumo de alcohol que puede afectar tanto la conducta del pequeño como una adicción fuerte en un futuro.

De acuerdo a un estudio realizado por la Revista de Estudios sobre el Alcohol y las Drogas, un menor que probó el alcohol cerca del sexto grado es cinco veces más propenso a tomarse una bebida completa en la etapa de secundaria.

Algunos padres piensan que protegen a sus hijos al darles pruebas de estas sustancias sin embargo las consecuencias pueden ir más allá.