Itzé Camacho
Camacho reconoció que se siguen presentando eventos masivos o reuniones que han tenido que disuadir (Foto: FB/ Itzé Camacho)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La presidenta municipal de Lázaro Cárdenas, María Itzé Camacho Zapiain indicó que en esta semana se decidirá en la Comisión Estatal de Salud si el municipio cambia el color de su bandera y pasa de roja a amarilla; ya que se analizará la capacidad hospitalaria que tiene el puerto michoacano, la cual, dijo, no se ha rebasado el 50% de pacientes Covid-19 internados en los nosocomios.

“Esta semana se decide en la Comisión Estatal de Salud si cambiamos a bandera amarilla, tengamos en cuenta que muchos municipios van a cambiar a roja porque están aumentando su número (de contagios); nos vamos a guiar, en los parámetros de la Comisión de Salud y vemos con Protección Civil que el número de hospitalizados en Lázaro Cárdenas no rebase la capacidad”, explicó en videoconferencia de prensa.

A pesar del alto número de contagios en el municipio; la alcaldesa aseguró que en Lázaro Cárdenas hay camas disponibles para atender a pacientes Covid-19 en los diferentes hospitales de las dependencias de salud que se encuentran en el municipio.

“Nunca hemos tenido más del 50 por ciento de casos hospitalizados en Lázaro Cárdenas, como lo han tenido otros municipios. Nosotros tenemos una capacidad con las dependencias que tenemos en Lázaro Cárdenas de 130 camas exclusivas de Covid-19; hasta el domingo teníamos 20 hospitalizados; entonces creo que la bandera roja tiene que cambiar”, aseveró.

Hasta el corte del 21 de junio emitido por la Secretaría de Salud de Michoacán, el municipio de Lázaro Cárdenas registraba 1,778 casos confirmados, 369 sospechosos, 1,812 negativos, 118 defunciones y 1,335 recuperados.

La alcaldesa Camacho Zapiain señaló que así como hay un sector de la población que ha comenzado a acatar las medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas, el quedarse en casa y la sana distancia; pero también, mencionó, hay otro sector de la sociedad que sigue en la organización de eventos masivos que la autoridad han tenido que disuadir, como fue el caso de una cabalgata el fin de semana, por ejemplo, en la que incluso se  multó con aproximadamente 1,300 pesos a un grupo de personas por agresiones verbales a la autoridad.

Por: Josimar Lara/rmr