Columna Universo Económico de Jesús Melgoza
Jesús Melgoza, Secretario de Desarrollo Económico de Michoacán

Amigos de MiMorelia.com hoy en Michoacán, como en casi todo el mundo, vivimos momentos complicados derivados de la contingencia epidemiológica por el COVID–19, situación que impacta a la economía.

Durante los últimos días, la incertidumbre y el desconocimiento sobre el coronavirus, que provoca desde resfriados comunes hasta enfermedades respiratorias graves, también ha llegado a los mercados de valores y economías de todo el mundo.

La dificultad para frenar la expansión de la pandemia ha obligado a los gobiernos a aplicar medidas extraordinarias, como cerrar edificios públicos, empresas y comercios, además de limitar el tránsito de bienes y personas.

Ello ha ocasionado una reducción en la producción, el consumo y el turismo en la mayoría de países afectados, lo cual necesariamente trae consecuencias económicas.

El hecho de que las empresas dejen de producir y la gente deje de consumir también tiene efectos sobre las bolsas y mercados de valores, donde se comercia con el valor de las empresas y las materias primas.

El pasado 9 de marzo se convirtió en el segundo «lunes negro» consecutivo en las bolsas mundiales, como consecuencia de las medidas preventivas contra el coronavirus.

Una semana después, el 16 de marzo, los inversionistas y empresas se despertaron con caídas cercanas al 10% en la bolsa de Nueva York, considerada una de las más importantes del mundo. En España, el Ibex 35 ha experimentado perdidas aún mayores y, junto a Italia, es de los países más dañados por la COVID-19.

Organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) advierten de que la pandemia puede reducir el crecimiento económico mundial en 2020.

Los especialistas temen que la pandemia del coronavirus pueda desencadenar una nueva crisis económica similar a la del 2008, que tuvo efectos a nivel mundial.

Ante esta contingencia y a efecto de mitigar el impacto económico a cientos de micro, pequeñas y medianas empresas de Michoacán es importante que reactivemos el consumo de productos locales en las tiendas y mercados de nuestras comunidades.

Además de guardar todas las medidas preventivas de salud, distanciamiento social e higiene que están difundiendo las autoridades sanitarias para contener la propagación del coronavirus, los invito a realizar sus compras en las tiendas de abarrotes cercanas, en las tortillerías, ferreterías, farmacias, papelerías, mercerías, cocinas económicas, pastelerías, para ayudar a que la economía de los pequeños negocios se vea lo menos afectada posible.