Corresponde a la Sedena, otorgar los permisos y vigilar la utilización de fuegos artificiales (Foto: Archivo)

Morelia, Michoacán (Boletín).- El presidente de la Comisión de Seguridad y Protección Civil en el Congreso del Estado, Wilfrido Lázaro Medina señaló que “cada año en Michoacán alrededor de 1,200 personas son atendidas en los hospitales por presentar quemaduras, el grupo más afectado son los niños de uno a cuatro años, y anualmente, en promedio, se reportan 20 víctimas mortales por quemaduras, por ello debemos estar alerta y coordinar acciones entre las autoridades federales, estatales y municipales para evitar que esto suceda”.

Al ser cuestionado sobre la comercialización clandestina y el uso de fuegos artificiales y pirotecnia señaló “todos debemos tener muy presente que jugar con fuego es muy peligroso. Los cohetes no son juguetes, por eso hago un llamado especial a las autoridades para evitar su venta irregular y a los padres de familia para que eviten adquirirlos.

Al respecto hizo un llamado a los padres de familia para “estar al pendiente de sus hijos pues el 84% de las muertes por quemaduras se debe a la exposición a humos, fuegos o llamas de diversa índole, entre ellos los fuegos artificiales”.

Advirtió de los riesgos de la venta de fuegos artificiales y pirotecnia, en mercados ambulantes o locales clandestinos. Los cuales incluso se ofertan cerca de los centros escolares, por lo que hizo un llamado autoridades federales y municipales, a coordinar acciones y operativos para prevenir fatales accidentes, sobre todo en los niños y jóvenes.

Asimismo, convocó a los padres de familia para que estén atentos al uso de este tipo de productos por parte de los menores, quienes año con año acuden lamentablemente a los hospitales cuando sufren un accidente, que les ha originado el uso de estos materiales, y como consecuencia amputaciones en manos, dedos, lo que daña gravemente su integridad física de por vida.

Este tipo de accidentes, indicó Lázaro Medina, se pueden prevenir si se genera una amplia campaña de información, sobre los riesgos e implicaciones que tiene el uso de este tipo de materiales inflamables, y se genera una conciencia sobre la importancia de evitar su uso, por personas que no son profesionales en este ramo.

Si bien señaló que corresponde a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), otorgar los permisos y vigilar la utilización de este tipo de materiales, así como a la Procuraduría General de la República (PGR), realizar las acciones encaminadas su incautación, las autoridades municipales pueden contribuir desde el ámbito de su competencia en la vigilancia y dar parte a las autoridades correspondientes.

El representante parlamentario manifestó su preocupación ante la venta de pirotecnia sin ninguna regulación en diversos espacios del territorio estatal. En el caso de Morelia, la situación no es diferente, ya que cerca de las instituciones de educación básica y en las plazas públicas se han ubicado puestos que ofrecen la venta de estos productos a niños.

El diputado del PRI mencionó que a través de la dirección de Inspección Vigilancia, Secretaria de Servicios Públicos y Protección Civil del Ayuntamiento de Morelia, se puede actuar de manera coordinada para que se atienda esta problemática que implica un serio riesgo durante estas fechas decembrinas, época en la que se dispara su venta.

 

po