Víctor Báez Ceja, edil, Covid-19
El edil mantendrá el uso de cubrebocas y la sana distancia, como promotor activo de estas medidas (Foto Facebook: Víctor Báez Ceja)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- “Ser positivo a Covid-19 no es nada grato, es una experiencia que te trastoca emocionalmente y cambia tu visión de la vida; el virus existe, sí daña y genera dolor intenso”, compartió el presidente municipal de Pátzcuaro, Víctor Manuel Báez Ceja, tras informar que dio negativo en la prueba que se practicó ayer.

El edil morenista indicó que su esposa también ya fue dada de alta por el mismo padecimiento, sin embargo, estará convaleciente entre dos y tres semanas, por un tema de neumonía.

De un promedio de 700 colaboradores del Ayuntamiento de Pátzcuaro, alrededor de 14 se contagiaron con el virus, ocho de ellos ya superaron el padecimiento y se espera que los restantes obtengan resultado negativo en las pruebas que se practicarán la próxima semana.

El lunes 10 de agosto, y bajo un estricto protocolo sanitario, se reactivará la operación de las oficinas municipales que fueron cerradas para romper la cadena de contagios.

Los saludo con gusto y les informo que en mi última prueba de #covid19 resulté negativo. ¡Estoy libre de covid-19! Seguiré las medidas de sana distancia y uso de cubrebocas; es importante seguirnos cuidando. ‬‪#PorPátzcuaroPorMichoacán

Posted by Víctor Báez on Thursday, August 6, 2020

En entrevista exclusiva, Víctor Báez mencionó que, aunque fue asintomático cuando se le detectó el contagio, el mes pasado, conforme se desarrolló la enfermedad padeció pérdida de apetito, dolor de cabeza, calosfríos y tos, malestares que desaparecieron paulatinamente y desaparecieron totalmente en los últimos nueve días.

“A pesar de que bajé de peso me siento bien, con muchas fuerzas y agradecido por la oportunidad de poder compartir esta experiencia difícil para que los incrédulos se den cuenta de que el virus es una realidad, sí es un tema que lastima y mucho, sobre todo a quienes desafortunadamente han perdido a seres queridos”, expuso.

Báez Ceja subrayó que siente la obligación moral de contribuir en mayor medida para que la ciudadanía tome conciencia sobre la gravedad del problema de salud que se enfrenta y la importancia de que la ciudadanía adopte como parte de su rutina diaria el uso de cubreboca, el respeto a la sana distancia, el uso de gel antibacterial, el lavado frecuente de manos y el estornudo de etiqueta.

Anticipó que, por ello, y aunque él ya generó anticuerpos para no propagar el virus ni contagiarse, mantendrá el uso de cubrebocas y la sana distancia, como promotor activo de estas medidas.

Asimismo, adelantó que buscará diálogo con sus homólogos, los presidentes municipales de Tzintzuntzan, Salvador Escalante, Quiroga, Erongarícuaro, Huiramba, y, Tingambato para que en conjunto implementen una campaña permanente de concientización con impacto regional sobre las medidas sanitarias; y, definir una ruta de trabajo para la reactivación paulatina de los distintos sectores (comercio, transporte, turismo, campo) conforme disminuya la incidencia de contagios.

Ya que no solo les preocupa el tema de la salud sino la actividad económica, el desempleo y es la única manera en un esfuerzo conjunto con la sociedad para tener a raya al Covid-19 y no solo proteger la salud de los ciudadanos.

Por: Sayra Casillas/R