El ladrillo ecológico denominado Blocks-Echerhirhu es tres veces más ligero que el convencional

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Yoshimarck).- Estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de Tacámbaro (ITST) crearon un ladrillo ecológico a base de residuos sólidos urbanos, suelos erosionados y mezcla líquida de baba de nopal.

çEste novedoso material que permitiría la edificación de viviendas, edificios y más, tiene las características de ser muy ligero, resistente, térmico y aislante del ruido.

Al respecto, el profesor investigador de la institución, doctor Javier Guillén Aparicio, detalló que el ladrillo ecológico denominado Blocks-Echerhirhu es tres veces más ligero que el convencional, tiene alta resistencia, pues puede soportar una compresión de 12 toneladas, cuando un ladrillo rojo convencional resiste cuatro, además de que su grado de absorción de humedad es de 30 por ciento, lo que incide en su fácil manejo.

Además, al ser aislante de ruidos, sería de gran utilidad en fraccionamientos donde las casas se encuentren separadas únicamente por una pared. El ladrillo al no necesitar cocción, es más fácil de elaborar y no perjudica el medio ambiente.

De esta forma, puede ser utilizado en la construcción de muros interiores y en exteriores usando un recubrimiento para conservar su acabado tradicional.

De acuerdo con el especialista, se trabaja en equipo para mejorar su capacidad de aislar los ruidos, y ya hay varias empresas interesadas en la adquisición de esta tecnología.

Cabe señalar que de acuerdo con la Red de Ladrilleras, a nivel nacional existen 16 mil 953 productores artesanales y se generan alrededor de 279.6 millones de ladrillos por estado.