Establecimientos se tuvieron que adaptar a las nuevas tecnologías para generar ingresos (Foto: unsplash.com/Charles Deluvio)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Aunque el pasado 1 de junio comenzaron a aplicar impuestos digitales, el sector restaurantero en Morelia creció aproximadamente el 25% del registro de establecimientos en aplicaciones móviles de servicio a domicilio, ya que por la pandemia del Covid-19 es una forma de generar ingresos para sostenerse, mencionó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Michoacán, Alejandro Hernández Torres.

En entrevista, el dirigente restaurantero expuso que antes de la contingencia sanitaria en México, el 60% de las unidades económicas de alimentos en la capital michoacana usaba una aplicación móvil de servicio a domicilio, pero ahora existe una tendencia de uso del 85% de los establecimientos.

Pese a que los impuestos digitales se «dispararon» (las comisiones que les cobran por su uso), en esta crisis económica provocada por el Covid-19, las apps sirvieron como aliciente para que los establecimientos generen ingresos.

«Más allá de que sí las criticamos, que no nos parecen muchas cosas, han sido un gran aporte para que los negocios se mantengan abiertos», subrayó.

Explicó que, aunque no se tiene un número exacto, hay restaurantes que optaron por «apagar» las apps y trabajaron para generar más conciencia en los clientes, respecto a adoptar la cultura de que el servicio a domicilio tiene un costo extra, porque es una tendencia global el uso de estas herramientas.

«No lo puedo dejar, porque me genera venta y estoy creando clientes, estos están aprendiendo que hay un sobrecosto al usar la aplicación, por ejemplo, una pizza pasa de 100 pesos a 130, porque pagas por cierta comodidad», mencionó.

Señaló que por usar la aplicaciones, hay apps que tienen una tasa de 30 a 35, otros del 18% y en algunos casos se pagan cuotas de inscripción de manera diferida, por lo que las ganancias en ocasiones no son muchas, pero, aclaró, depende de los negocios y los contratos que tengan con las aplicaciones.

Por: Josimar Lara/E