En las últimas fechas han cremado dos personas certificadas por Covid-19 y a otras tantas por neumonía (Foto: Cynthia Arroyo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El Covid-19 no solo merma tu salud o te quita la vida, te roba la posibilidad de despedirte y dar, como se acostumbra, el último adiós a un ser querido que fue afectado por esta enfermedad. Militza Solís, gerente administrativo del panteón “Jardines de la Concordia”, en Morelia, asegura que el protocolo se aplica bajo estrictas medidas de sanidad para evitar la propagación del virus.

En entrevista, compartió que en las últimas fechas han cremado dos personas certificadas por Covid-19 y a otras tantas por neumonía.

Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud a nivel federal, fue contundente en el sentido de que los familiares de muertos por coronavirus recibirán las cenizas y no el cuerpo.

Te puede interesar:

“Se conoce que la exposición cercana a una persona infectada por Covid-19 o la misma persona cuando ha perdido la vida puede ser una fuente muy efectiva de infección y hay que proteger a quienes permanecen vivos en la familia”, declaró, según publicaciones periodísticas.

Militza Solís refirió que, no obstante, la cremación de una persona infectada se lleva a cabo a petición de los familiares. “Nosotros no tenemos la autoridad de indicarles que se tiene que hacer, aunque es lo más viable”.

Compartió que para el servicio de cremación al cuerpo de una persona infectada por Covid-19 solamente una persona debe presentarse para certificar que se trata de un familiar. “El acceso a más personas está restringido para evitar la propagación”.

Mencionó que tal como lo establece la Guía para el Manejo de Cadáveres por Covid-19, los colaboradores usan trajes especiales, cubrebocas, gogles y protección para calzado.

(Foto: Cynthia Arroyo)
“Se hace la recepción del cuerpo, y, una vez que ya ingresó al horno crematorio se procede con la sanitización del área como del personal”, explicó.

El cementerio continúa en operación, sólo que las visitas han disminuido. Las inhumaciones se efectúan de manera ordinaria, pero con menor cantidad de personas, sin banda, sin mariachi, sin bebidas embriagantes, y, el uso obligatorio de cubrebocas y gel desinfectante.

(Foto: Cynthia Arroyo)

“La intención es no coartar el acompañamiento al fallecido… no perder el sentido humano”, concluyó.

Con información de Cynthia Arroyo…

Por: Sayra Casillas/R