tacos
Pese a que el personal en el campo le dió primeros auxilios y fue trasladado a una clínica, murió (Foto Instagram: angelstijuanatacos)

Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- Un hambriento y violento criminal inicio un tiroteo en una sucursal de Taco Bell en la ciudad de Oklahoma debido a un ridículo motivo: no le dieron suficiente salsa picante.

Los hechos ocurrieron el 1 de enero de este año, cuando el agresor disparó contra una de las ventanas, y para salvarse los comensales y trabajadores tuvieron que esconderse en el baño.

De acuerdo al reporte policial, el sospechoso golpeó una las ventanas del autoservicio para momentos más tarde bajarse de su vehículo y disparar varias veces hacia el interior del restaurante.

“Parece que hubo un tipo de confrontación con los empleados por el drive-thru. Un hombre se quejó de no tener suficiente salsa para sus tacos y estaba demasiado alterado”, detalló Gary Knight, un policía de Oklahoma.

Por ahora, el sospechoso sigue libre y no han anunciado que estén cerca de agarrarlo. Afortunadamente tras el incidente no se registraron afectaciones ni herdidos.

ZM