“Agro Superior S.A. de C.V.” prometió realizar obras de infraestructura a favor de la comunidad (Foto: Cortesía)

Santo Tomás, Michoacán (Boletín).- A solicitud de las comunidades p´urhépecha de Santo Tomás, Zopoco, Ichán y Huáncito, realizada en Asamblea General de Autoridades Civiles, Comunales y Tradicionales, el Consejo Supremo Indígena de Michoacán (CSIM) denunciamos que en la Cañada de los Once Pueblos, en particular en la comunidad de Santo Tomás, la empresa privada “Agro Superior S.A. de C.V.” viola sus derechos laborales, de territorio y de auto determinación.

Lo anterior fue dado a conocer a través de un comunicado oficial difundido a los medios de comunicación en el que también se explica que los trabajadores de la compañía de capital privado “Agro Superior S.A. de C.V”, padecen de violación sistemática de sus derechos laborales, toda vez que no cuentan con atención médica, son despedidos de manera injustificada, no mantienen seguro de vida, les descuentan salarios sin justificación,  y a quienes se atreven a alzar la voz, son discriminados, denigrados y perseguidos, entre otras múltiples violaciones de sus derechos laborales y humanos.

De igual forma, la corporación privada contamina gravemente el Río Duero por los múltiples químicos que utiliza para los cultivos de fresa y arándano los cuales se filtran al ancestral río, además de que no mantiene un adecuado manejo de residuos y desechos agroquímicos.

Hace seis años, con mentiras y engaños de supuesta modernidad y progreso, el consorcio privado “Agro Superior S.A. de C.V.” prometió realizar obras de infraestructura a favor de la comunidad de Santo Tomas a cambio de asentarse en su territorio, sin embargo, a la fecha no ha realizado ni una sola, por el contrario, ni siquiera ha sido capaz de saldar las deudas de arrendamiento con los comuneros y destruye terrenos colindantes.

Por todo lo anterior la comunidad p’urhépecha de Santo Tomas en Asamblea General realizada el 16 de marzo, ha decido expulsar a la compañía privada “Agro Superior S.A. de C.V” de su territorio y hacer valer su derecho a la libre autodeterminación, autonomía y territorio, consagrados en leyes internacionales y nacionales. La lucha de la comunidad de Santo Tomas, es una lucha justa, reivindicativa, histórica y en defensa del medio ambiente, desde aquí anunciamos que cuenta con el respaldo total de las comunidades integrantes del CSIM y demandamos al Estado mexicano que respete su derecho al territorio, que es la esencia misma de todos los derechos de los pueblos indígenas.

JRR