consolas
Los padres de familia deben establecer los horarios y explicar porqué el uso de consola, tablets, pc o celulares(Foto: Josimar Lara)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En este tiempo de confinamiento, los videojuegos son una buena opción para que los niños se distraigan en casa, pero se debe establecer un tiempo de uso diario de 30 minutos a máximo una hora, además de que los padres de familia deben supervisar el contenido de los juegos y que de preferencia sean interactivos, aconsejó Martha Elizabeth Camarero Vargas, especialista en Neurociencias Cognitivas.

En entrevista con MiMorelia.com, la especialista con Maestría en Psicología comentó que, aunque los videojuegos han sido estigmatizados, en la neurociencia han analizado que tiene efectos positivos y son utilizados para estimular el cerebro; pero, aclaró, que los padres de familia durante la cuarentena deben establecer un horario y explicar a sus hijos el porqué solo se puede jugar a ciertas horas.

La psicóloga Martha Camarero comentó que lo que se debe evitar es que, al estar frente a la consola, celular, computadora o tablet, los infantes pierdan la movilidad o se vuelvan sedentarios, que pueden derivar en otros problemas de salud si se excede o abusa en el tiempo de videojuegos.

La especialista recalcó que, en este proceso de poner un horario para el uso de los videojuegos, ya sea en una consola, un dispositivo móvil o en una computadora; no se debe usar esto como un premio o castigo, ya que puede tener un efecto en el que el infante se haga dependiente de ellos.

“Se crea una obsesión a tener algo, si yo te prohíbo el celular más lo vas a querer, entonces lo que yo quiero reducir las horas de videojuegos; no lo pongan como un reforzador o con un castigo, porque les creas a ellos que piensen en el celular todo el día, por ejemplo, cómo obtenerlo, cómo eliminar el castigo o cómo busca el premio. Simplemente se debe fijar un horario, es lo mejor”, apuntó.

Además, en este tiempo de confinamiento los padres de familia deben cuidar el contenido de los juegos y sobre todo verificar que el juego que compran o descargan sea el apropiado para la edad de su hijo, para evitar los que tengan un alto contenido violento y priorizar aquellos que sean más, como los de deportes, los que alienten la creatividad y los que desarrollen funciones cognitivas por los niños.

“El poner límites no es agredir a niños, es explicarles y hablar con ellos, con los de la edad de primaria es más fácil ‘negociar’, porque una regla se asimila mejor cuando se negocia a un papá cuando autoritariamente pone la regla; sabemos que es por su bien, pero se debe explicar de las desventajas que hay al solo jugar videojuegos”, señaló la psicóloga.

La especialista reiteró que, aunque los videojuegos son buenos, pero con un horario establecido, ya que estar muchas horas frente a una pantalla puede traer problemas de salud, como los de la vista o que no exista una estimulación motora.

Por: Josimar Lara/E