Los operadores jurídicos que serán asignados a dichas regiones, realizaron recientemente simulacros de audiencia oral

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com). Para la exitosa implementación en la entidad del sistema acusatorio adversarial oral, que concluye el próximo 9 de mayo con las regiones de Lázaro Cárdenas y Apatzingán, el Poder Judicial de Michoacán ha concretado logros significativos en diferentes ejes estratégicos, como la capacitación.

Actualmente, 14 jueces y juezas de oralidad realizan audiencias públicas en las regiones de Morelia, Zitácuaro, Uruapan y Zamora. Asimismo, un total de 15 jueces de oralidad se encuentran en reserva y cuatro de ellos serán asignados a las regiones de Lázaro Cárdenas (dos) y Apatzingán (dos), junto con el personal administrativo, seis para cada lugar.

Es importante señalar que los jueces que ya trabajan con el nuevo sistema y los que aún están en reserva, emanan de los Cursos de formación inicial para jueces de primera instancia del nuevo sistema penal –con más de 530 horas de formación académica- y de los cuales se desprenden los concursos de oposición para ostentar este cargo.

Dichos concursos –realizados por la Comisión de Carrera Judicial del Consejo del Poder Judicial y a través del Instituto de la Judicatura- constaron de tres etapas: análisis curricular, examen de conocimientos prácticos y teóricos, así como la fase de entrevista. Con lo anterior, se garantiza que los mejores perfiles desempeñen el cargo.

Por otra parte, los operadores jurídicos que serán asignados a dichas regiones, realizaron recientemente simulacros de audiencia oral con el objetivo de afianzar el conocimiento y práctica en la materia.

Asimismo, han participado en los conversatorios con todos los operadores del nuevo sistema de justicia penal, donde han intercambiado experiencias para seguir mejorando la impartición de justicia oral.

A través de la constante capacitación judicial en oralidad penal y otras materias, el Poder Judicial de Michoacán trabaja en la mejora continua del servicio de impartición de justicia que presta a la ciudadanía.