Cárdenas es el undécimo mexicano ejecutado en una prisión de EU (Foto: Archivo)

Por: Alina Espinoza

Estados Unidos (Rasainforma.com).- El cuerpo del mexicano Rubén Ramírez Cárdenas, ejecutado en la noche del miércoles por las autoridades de Texas, permanece en una funeraria en la comunidad de Edinburg, en donde reside su familia para que sea visitado por sus amigos y familiares.

Un vocero de la Casa Funeraria Ceballos-Díaz comentó que la familia pidió no revelar información sobre el funeral, por lo que no detalló si el cuerpo será sepultado o cremado.

Sin embargo, una fuente cercana a la familia, dijo que se le dará sepultura mañana sábado en un panteón de Edinburg.

Ramírez Cárdenas originario de Irapuarto, Guanajuato, fue ejecutado por las autoridades estadounidenses mediante una inyección letal en la cámara de la muerte de la Unidad Carcelaria Walls, en la ciudad de Huntsville.

El mexicano recibió la pena de muerte debido a los delitos de secuestro, violación y homicidio de su prima hermana Mayra Azucena Laguna, de 16 años de edad, el 22 de febrero de 1997.

Ramírez Cárdenas no emitió alguna declaración antes de morir, pero entregó una nota escrita a las autoridades carcelarias para que fuera difundido a la prensa.

En su última declaración escrita reiteró su inocencia: “No lo haré y no puedo pedir disculpas por el crimen de alguien más, pero, regresaré por justicia. Ustedes pueden contar con eso”.

Luego de su ejecución, el cuerpo de Ramírez Cárdenas fue recogido por una funeraria y el jueves pasado fue traslado a Edinburg.

Rubén Ramírez Cárdenas es el undécimo mexicano ejecutado en Estados Unidos desde 1976, cuando el país restauró la aplicación de la pena de muerte.