Areli Yamilet Navarrete
Aseguró que la “gran” diferencia entre lo que ya se tenía y ahora se tiene es la gran maquinaria de sistemas que crea la ley general (Foto: Fátima Miranda)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En Michoacán y en el país “no se estaba cumpliendo en materia de archivos, y es que es mediante los documentos que los servidores públicos rinden cuentas, sin ellos la sociedad no sabe qué sucede, tampoco podemos seguir procedimientos porque en algún momento se sobresea por falta de pruebas o porque no tenemos los expedientes bien integrados y esto también ayuda a la corrupción”, afirmó la coordinadora de la Comisión de Archivos y Gestión Documental del Sistema Nacional de Transparencia, Areli Yamilet Navarrete Naranjo.

Por esta razón, la también comisionada del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IMAIP), destacó la importancia de ir de la mano con los sujetos obligados para lograr la armonización legislativa y que se conozca la Ley General de Archivos que entró en vigor en junio de 2019, “para empezar a echar a andar esta maquinaria, importantísima para la rendición de cuentas y transparencia del país”.

imaip, morelia
(Foto: Fátima Miranda)

Luego de su designación como coordinadora de la Comisión de Archivos y Gestión Documental del Sistema Nacional de Transparencia, dijo que la labor ha sido “titánica”.

Explicó que a nivel nacional hay un sistema que permite que los órganos garantes se refuercen, formen criterios, unifiquen procedimientos, como el Instituto Nacional de Transparencia (INAI), el Archivo General de la Nación y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), “porque en conjunto generamos criterios a aplicar, los procedimientos y las necesidades que se ven a nivel nacional, las van discutiendo y resolviendo”.

Expuso que existen determinados tiempos para cumplir con la Ley General de Archivos y conocer las bases y procedimientos, “anterior a ley general ya contábamos en Michoacán con ley estatal de archivos pero no se estaba cumpliendo”, esto ocasionó una gran reforma en materia de transparencia en 2014 que permite esta reestructura.

Aseguró que la “gran” diferencia entre lo que ya se tenía y ahora se tiene es la gran maquinaria de sistemas que crea la ley general, empezando por una persona que va a estar encargada con cada sujeto obligado, que va a coordinar las áreas, que observará que se cumpla con la gestión documental, que pasen por el área los documentos que se tengan que destruir porque no tienen un valor histórico, ya no se permitirá la destrucción sin razón, esta persona autorizará.

Primero se tendrá un sistema institucional que encabezará ese coordinador y cada uno de los representantes de las áreas y para eso la ley nos da como plazo hasta diciembre, ya en Michoacán los partidos políticos lo tienen, con excepción de Morena y eso nos da mucho gusto, a través de ellos podremos llegar a cada uno de los municipios.

“Sabemos que es indispensable tener archivos organizados para facilitar trámites y hacer valer otros derechos como el acceso a la verdad, acceso a la Información y a la protección de datos personales”.

Destacó que la Ley General de Archivos establece procedimientos que evitan que las autoridades desaparezcan los documentos, “sobre todo impone sanciones y medidas de apremio muy altas porque estamos hablando de patrimonio documental, multas de hasta 400 mil pesos al servidor público que destruyan que obstruya, que saque los documentos del área en donde deben estar, se imponen de 3 a diez años de prisión a los propios servidores o a la persona responsable de los documentos”.

Recodó que los sujetos obligados, los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, los órganos autónomos, partidos políticos y sindicatos deben tener sus archivos tanto de trámite, concentración e históricos.

Los partidos políticos están revisando lo que falla y están construyendo archivos verdaderamente accesibles para los ciudadanos, también muchos de los ayuntamientos como Pátzcuaro, Huetamo, y Morelia están también buscando la forma en que los archivos se preserven de la mejor forma pese a que no tenemos ninguna partida presupuestal para los documentos, lamentablemente no era una prioridad para los sujetos obligados.

Por: Fátima Miranda/CA