Los doctores lo atendieron y pese a los esfuerzos de éstos el hombre perdió la existencia por la gravedad de sus lesiones (Foto: RED113)

Zamora, Michoacán (MiMorelia.com/RED113).- Dentro de un centro botanero fue agredido a balazos Jesús Torija Quintana, administrador del Rastro Municipal, quien desafortunadamente perdió la existencia al ser atendido en la sala de urgencias del Hospital San José, ubicado en esta ciudad de Zamora. Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen, mismo que desató una intensa movilización de la Policía en distintos puntos de esta urbe con el objetivo de atrapar al homicida, sin que al momento haya resultados positivos.

Sobre el tema se conoció que el ataque fue durante la noche de este martes, en un establecimiento ubicado en la esquina de las calles Ávila Camacho y Héroes de Nocupétaro. De pronto los vecinos de la zona escucharon varias detonaciones de proyectil de arma de fuego y se resguardaron en sus residencias, instante en que llamaron a los guardianes del orden. Fue así que al área se trasladaron los efectivos de la Policía Michoacán y de esta manera supieron que había sido baleado el señor Torija Quintana, de 44 años de edad.

Luego arribaron los paramédicos de Rescate, quienes le brindaron atención prehospitalaria a Jesús Torija y después de estabilizarlo lo subieron a una ambulancia para canalizarlo al nosocomio antes mencionado.

Los doctores lo atendieron y pese a los esfuerzos de éstos el hombre perdió la existencia por la gravedad de sus lesiones, dijeron los propios médicos. El personal de la Escena del Crimen, adscrito a la Fiscalía Regional de Justicia de Zamora, arribó al hospital en cuestión para de esta manera dar fe de lo acontecido e iniciar la carpeta de investigación respectiva.

Los expertos también llegaron al sitio de la agresión, el cual estaba vigilado por los efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública en apego a la cadena de custodia, y así fueron recolectados al menos siete casquillos percutidos para su análisis en un laboratorio, trascendió en la cobertura noticiosa.

También se supo por los contactos oficiales que el atacante después de perpetrar su acción criminal se dio a la fuga a bordo de una motocicleta de la cual se desconocen mayores características. Torija Quintana era vecino de la colonia El Duero, platicaron los propios habitantes del sitio y añadieron que siempre fue alguien respetuoso.

El homicidio conmocionó a la opinión pública en Zamora y por enésima ocasión la gente exigió mayor seguridad, pues se subrayó que recientemente han ocurrido bastantes asuntos delictivos, principalmente asesinatos y robos, que con anterioridad no pasaban y esto mantiene en vilo a la sociedad que quiere volver a salir tranquila a pasear a sus calles, ese fue el punto de vista de los propios zamoranos con los que se habló en donde sucedió el crimen.