Especialista del IMSS alertó sobre factores de riesgo para prevenir el suicidio en Michoacán (Foto: revistasalud.tamaulipas.gob.mx)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Luis Javier Florián Guillén, psicólogo clínico, destacó que todos los casos de suicidio son prevenibles si se detectan a tiempo los factores de riesgo, entre los que destacan la depresión aguda, el consumo de adicciones, o la conjugación de ambos, en personas que no tienen una red de apoyo.

(Foto: Sayra Casillas)

“Podemos salvar a alguien con un abrazo; lo que les hace falta a las personas depresivas es sentir el contacto humano”, exclamó, sin dejar de explicar que las redes de apoyo se generan entre familiares, amigos, compañeros de trabajo, pareja sentimental, vecinos y profesionistas que le brinden una atención integral.

“El suicidio es el acto de querer terminar con una fase de dolor aguda a la cual no le encuentra solución”, destacó, en conferencia de prensa en la que no proporcionó cifras sobre la incidencia de casos registrados en Michoacán, pero subrayó que se da entre personas desde los nueve a los 70 años de edad, principalmente entre los 19 y 30 años.

Manifestó que el suicidio se da tanto en hombres como en mujeres, sin embargo, hay una característica: ellas lo intentan más sin lograr el propósito, mientras que ellos son más contundentes.

Estimó que de entre diez y quince mujeres que en promedio intentan terminar con su vida, una lo logra, en tanto que, de cada dos intentos en hombres, uno acaba con su existencia.

Atribuyó lo anterior a que las mujeres tienden a utilizar este recurso como método de “chantaje”, y, por otro lado, son más sensibles y reflexivas sobre el dolor que causarán o cuál será el destino de sus hijos, padres u otro ser querido si llegaran a faltar.

Posted by Prevención del Suicidio on Saturday, November 24, 2018

El profesionista, con 12 años de desempeño en el ramo de la psicología clínica, expuso que los factores de riesgo a identificar en una persona susceptible a quitarse la vida son los siguientes: comienza a ser más callada, introvertida, nostálgica, aislada, tiene cambios de humor drásticos, pierde el gusto por cosas que antes le atraían, se desprende de cosas materiales importantes, padece insomnio o duerme mucho, no se asea, pierde el apetito, y, de manera simbólica, sutil, a veces hasta imperceptible, empieza a despedirse de quienes ama.

Entre las circunstancias más comunes que llevan al suicidio, Florián Guillén enunció las decepciones amorosas, traiciones, divorcios, estereotipos sociales, la pérdida de seres queridos, carencias económicas sin un empleo que permita llevar el sustento al hogar, al igual que los diagnósticos de enfermedades terminales.

Subrayó que, en el caso de los adultos mayores influye el abandono de los hijos, la viudez, situación económica precaria o no ser involucrados en la integración familiar.

En los niños, que son muy susceptibles a lo todo lo que pasa en su entorno, alertó: la principal causa es la carga emocional denominada “culpa”, misma que se les hace sentir por ser hijos no deseados o por el abandono de alguno de sus padres, por citar algunos ejemplos.

Prevención del suicidio

#Vida Mostrar empatía e iniciar una conversación podría evitar que una persona cometa suicidio. Conoce la técnica QPR.

Posted by ELNORTE.COM on Tuesday, September 11, 2018

“El niño al sentirse culpable de la desgracia de las personas que hay a su alrededor empieza a sentir que no tiene derecho a la existencia, por lo tanto, toman esas decisiones”, expuso.

Otro elemento que explicó fue el incremento de casos durante la temporada de invierno: “porque son etapas muy melancólicas, viene la Navidad, el Año Nuevo, en las cuales se supone que debemos estar con las personas que más amamos y que nos aman, que hay ese intercambio de amor. Cuando una persona ya no encaja en la familia, es expulsado o se exilia de la familia, tiende más a deprimirse. Además, es temporada fría, hay menos producción de dopamina, serotonina y oxitocina”.

Incidencia de casos de depresión

El Instituto Mexicano del Seguro Social tiene un psicólogo clínico en el Hospital General de Zona número 83, y, cuatro en el Hospital General Regional número 1 de Charo, que en promedio brindan entre 12 y 16 consultas diarias por depresión.

En su caso, Luis Javier Florián se desempeña como administrativo en el IMSS, sin embargo, compartió que de manera particular atiende a 30 pacientes, de los cuales 25 presentan cuadros depresivos.

R