Acompañado del elenco y equipo de Roma, el perrito llegó al evento que premia lo mejor del cine mexicano (Foto: Captura)

Ciudad de México (MiMorelia.com/Redacción).- Mi vida ha sido difícil, hubiera dicho (si pudiera hablar) antes de la película Roma, el Borras, perrito que saltó a la fama luego de su actuación en el film dirigido por el mexicano Alfonso Cuarón.

Y es que ante cámaras, el Borras, se ve feliz pero no siempre fue así. El Borras fue uno de tantos perritos que viven en la calle, esos que no tiene nada que comer y toman agua estancada en cualquier charquito.

Estaba amarrado con un alambre en un lote baldío, desnutrido, tenía pulgas, sarna bronquitis, conjuntivitis y le temía a los humanos, declaró la veterinaria, Adriana Cruz Frias quien rescató al Borras de la calle.

Medicamento, alimento y amor fueron la cura para el Borras, «actor» de la película con 10 nominaciones al Oscar 2019, quien después tiempo confió de nuevo en los humanos.

Fue Cuarón quien solicitó un perro que se asemejara mucho a su mascota de la infancia para la película y Borra fue el candidato ideal.

Borras recibió entrenamiento por especialistas para aprender a realizar ciertos trucos que fueron grabados para la cinta y aunque en algunas grabaciones de ese tipo se requiere tener varios perros, en esta no fue así.

«Borras disfrutaba de las cámaras, fue obediente», dijo el  Sr. Manuel quien se encargó del entrenamiento del perrito.

Ahora Borras vive feliz, no tiene enfermedades y es famoso, algunos usuarios de redes sociales lo han nominado a mejor lomito de reparto.

CA