Andrea Cambrón Hola Morelia

¿Recuerdas “Isla de Mujeres”? Mi primera columna en MiMorelia.com en el 2013.

En aquella época te conté 30 historias reales de mujeres que por imaginación vivimos y sobrevivimos en una isla que nos evoca a Isla Mujeres, una isla real del Caribe Mexicano.

En aquella Isla de Mujeres, como su nombre lo indica, todas trabajábamos y vivíamos experiencias desafiantes, pero nunca te mencioné los nombres o escenarios reales, por respeto a la identidad de todas ellas.

Muy bien, te contaré algo.

Todas nosotras además de trabajar y enfrentar la vida con mucho valor, todas comíamos. Unas más y otras menos. Sí, ya sé, suena lógico.

¿Cómo sobrevivir si no comemos?

Aprendimos a trabajar y a convivir con chefs de talla internacional, pues Isla de Mujeres en realidad es una isla ficticia con ciudadanos de México, Colombia, Costa Rica, Brasil, Ecuador, Guatemala y por supuesto; Inglaterra, Holanda, Suiza, Polonia, Alemania y hasta La India. Nombra el país que gustes, pues me refiero a Nueva York, Long Island y específicamente a una de las zonas más exclusiva del mundo, conocida como, Los Hamptons.

Ahí, las familias multimillonarias contratan a chefs privados para que cocinen el lunch o la cena para un día normal o para un aniversario.

Como aquella vez que nos tocó trabajar con una de las wedding planners de Jeniffer López, quien coordinó una pequeña cena de cumpleaños para una de las familias más importantes en el mundo de las galerías de arte en Nueva York, España e Inglaterra. Imagina las obras pictóricas y esculturas que existen en aquella mansión, si tan sólo al entrar por el jardín, puedes ver esculturas de Robert Indiana; el autor de la escultura geométrica de la palabra “Love” ubicada en Avenida de Las Américas y la calle 55 en Manhattan.

Servir cenas para pintores y escultores era nuestro pan de cada fin de semana. Destapar botellas de champaña o vinos era un reto para algunas de nosotras y me incluyo. Eché a perder una botella de aniversario de cumpleaños de una pareja de artistas que exhiben sus obras frecuentemente en los museos y que son íconos del arte americano en nuestros días.

Hacer cena o preparar hamburguesas en el verano para las casas de huéspedes, “bed and breakfast” o simplemente “summer houses” era parte de la rutina para cualquiera de nosotras. En alguna ocasión, los encargados de una casa de verano me invitaron a Georgica, un restaurante en East Hampton a donde acudían personalidades muy privadas, exclusivas; “la crema y nada” y las modelos de Victoria’s Secret y actores de Hollywood.

En los 11 años que tú y yo tenemos de conocernos a través de este maravilloso portal de internet llamado MiMorelia.com y al cual le tengo un enorme cariño, jamás te he compartido datos o crónicas como los que voy a relatarte en las siguientes semanas.

Así que quédate muy pendiente de las crónicas, recomendaciones y anotaciones de “Los Años Maravillosos”.

¡Muchas gracias por leerme!

Andrea Cambrón

@saboramor_morelia

@laentrevistaconandrea