cierre locales
El domingo se registraron 543 nuevos casos de coronavirus en Michoacán (Foto: Sayra Casillas)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Debido a la movilidad de personas y la falta de cumplimiento al cierre de actividades no esenciales el primer domingo del periodo establecido para contener contagios de coronavirus en Morelia, el gobernador Silvano Aureoles Conejo aseveró que de ser necesario la capital deberá regresar al confinamiento obligatorio antes de lo previsto.

En encuentro con medios de comunicación, el mandatario apuntó que si así lo determina el Comité Municipal de Salud, la administración estatal respaldará el cierre total de establecimientos para evitar que se disparen los casos de Covid-19 y la saturación hospitalaria.

Te puede interesar: Michoacán rompe récord de Covid-19; Morelia vuelve a bandera roja

Lo anterior luego de que el domingo se presentó alta afluencia de usuarios y visitantes en mercados y tianguis donde no se respetó el aislamiento y cierre de comercio no esencial, además de que Morelia cambió de bandera amarilla a roja por riesgo máximo de contagio.

Al señalar que los tianguis representan un reto para cuidar y hacer cumplir las medidas sanitarias, Aureoles Conejo comentó que sería conveniente que los inspectores del Ayuntamiento se coordinen con los Guardianes de la Salud y elementos de seguridad para reforzar los operativos de supervisión en zonas donde la concentración de la población es mayor.

Refirió que a nivel estatal suman 340 negocios clausurados de julio a la fecha y se han revisado 200 mil establecimientos. Tan solo ayer, comentó, se suspendieron negocios en La Piedad, Uruapan y Zitácuaro por no acatar las medidas sanitarias.

«Ayer se suspendieron 35 eventos en 15 municipios, jaripeos, bailes, peleas de gallos y fiestas familiares entre otras actividades que aglomeraron ciudadanos» agregó.

Por lo que reiteró que los ayuntamientos deben ser responsables e insistir en el cumplimiento a las disposiciones de prevención a través de los comités municipales de salud.

Por: Aned Ayala/rmr