Durante años hemos vivido bombardeados de distintas opiniones sobre si el consumo de huevo es bueno o no para nuestra salud, ya que su consumo está catalogado como uno de los factores culpables de que aumente nuestro colesterol en sangre y pueda causar daños en nuestro corazón.

El reconocido doctor David Perlmutter, autor del libro Cerebro de pan, se da a la tarea de reunir investigaciones fidedignas que puedan responder a la pregunta que muchos nos hemos hecho alguna vez en nuestra vida: ¿es saludable o no comer huevo?

Si bien es cierto que una pieza de huevo puede contener hasta 200 mg de colesterol, lo que nos haría pensar que definitivamente debemos eliminarlo de nuestra dieta, un estudio publicado por investigadores de Finlandia en el que se evaluaron dos parámetros, arrojó datos muy interesantes. Primero vieron si los individuos desarrollaron enfermedad coronaria, y vieron un parámetro llamado engrosamiento carotideo, a través de una ecografía, pudieron detectar si había o no enfermedad coronaria.

La investigación fue publicada en el American Journal of Clinical Nutrition. Se analizó por casi 21 años a 1.302 hombres con edades de entre 42 y 60 años. Los análisis arrojaron resultados en los que se demostró que no había relación entre el consumo de huevo y el engrosamiento de la arteria carótida. Por lo tanto, el consumo de huevo no representó incremento de enfermedad cardiaca.

Los investigadores concluyeron que los huevos son una fuente rica en compuestos como luteína y zeaxantina, y también por diversos fosfolípidos bioactivos. Estos compuestos actúan reduciendo la inflamación y combatiendo radicales libres que dañan a las grasas saludables en nuestro cuerpo. La enfermedad coronaria es, de hecho, una situación en la cual hay inflamación excesiva, la cual te lleva a un aumento de radicales libres dañando las células de grasa en el interior de las arterias.

Tener un buen equilibrio entre el colesterol LDL y HDL se asocia con una disminución de riesgo para enfermedades de la arteria coronaria, por lo que el consumo de huevo resulta una de las herramientas en nutrición ideal para lograrlo. El huevo, además, ha sido asociado con un mejor metabolismo de la glucosa, lo cual beneficia al organismo entero.

Después de leer esta información, seguramente querrás volver a incluir el huevo en tus desayunos; sin embargo, es importante que no sea algo de todos los días; creo que incluirlo 3 veces a la semana es una excelente forma de obtener sus beneficios y, como recomendación, busca huevos de rancho o de origen orgánico, pues realmente son los que podemos estar seguros que vienen equilibrados perfectamente en aporte de grasas y proteína de buena calidad.

AC