Josafat Cruz es el mejor del poker mexicano en la actualidad. La MPL se disputa cada semana en las mesas virtuales de la sala partypoker. (Foto: Cortesía)

México (MiMorelia.com/Redacción).- La Asociación Deportiva Nacional (ADN Poker), junto con la sala de poker online partypoker –una de las mayores del mundo- y la empresa mexicana Big Bola, que gestiona casinos tanto presenciales como virtuales, se han unido para llevar a cabo la primera liga de poker online de México.

La Mexican Poker League se celebrará cada semana durante seis meses, empezando por el de febrero. En un principio se programó para los viernes, pero desde la segunda fecha se disputa los domingos a las 19h. Se puede acceder a las competencias semanales a través de los torneos programados en partypoker.com, dentro de la sección de “Restringidos”, puesto que solamente los jugadores mexicanos pueden acceder a este campeonato.

La inscripción a los torneos es absolutamente gratuita. Los ganadores de cada semana reciben determinada cantidad de puntos y de PP LIVE Dollars, dependiendo de su posición final. Los PP LIVE Dollars son saldo para jugar en los distintos torneos que se organizan en la web de partypoker; los 5 mejor clasificados de cada semana se llevan $100 para el 1º, $50 (2º), 6 tickets de $5.50 (3º), 4 tickets de $5.50 (4º) y 2 tickets de $5.50 (5º). Además, los nueve primeros reciben puntos, distintas cantidades entre 50 y 5, que les servirán para avanzar posiciones en el ranking mensual.

Estos puntos son importantes porque, tal y como sucede en las ligas de otro tipo de competiciones, serán los que decidan qué jugadores acaban luchando por convertirse en el campeón absoluto.

Los tres mejores clasificados de cada mes se enfrentarán en una final que se realizará al terminar el semestre. En total, serán 18 los clasificados para esta Gran Final que se disputará de manera presencial en el casino Big Bola Pedregal de Ciudad de México. Lucharán por hacerse con un auto Nissan March Active, premio que recibirá el ganador final de la MPL, además de otras recompensas que ofrecen los organizadores.

Poker mexicano

Desde hace un tiempo, el creciente número de aficionados al poker demandaba una estructura organizada que permitiese a los mexicanos competir al nivel que se hace en otros países de América Latina.

La regulación del poker en México es una asignatura pendiente que lastra un sector en el que el país está llamado a destacar. Hace unos años, con el primer boom del poker online, surgió una buena generación de jugadores cuyos logros se han visto entorpecidos por la falta de oportunidades. Profesionales como Ángel Guillem, Christian de León, Juan Carlos Alvarado o los hermanos Santiago y Jose Manuel Nadal, han llegado a competir con la élite mundial y se han situado entre los mejores del Continente latinoamericano. Sin embargo, las dificultades y restricciones de los últimos tiempos en el sector ponen más difícil su actividad e impide que surja un relevo para estos jugadores.

Gracias a un gran 2018, hoy en día el joven Josafat Cruz se corona como el mejor jugador de poker de México. Sus grandes resultados en torneos presenciales de distintas partes del mundo le han colocado por delante de un ya veterano como es JC Alvarado.

Aun así, Cruz se sitúa en el puesto 56 del ranking de América Latina, según datos de la publicación Global Poker Index. Se encuentra muy lejos de las primeras posiciones de una clasificación dominada por argentinos y, sobre todo, brasileños.

Por el volumen de jugadores potenciales y el grado de implantación de las nuevas tecnologías en el país, el mercado mexicano debería ser el más importante de América Latina, sólo por detrás de Brasil.

México resulta un destino muy atractivo para el sector del poker no sólo en cuanto al número de usuarios que pueda generar, sino también como sede para la organización de grandes torneos.

El Caribe mexicano reúne las cualidades perfectas para acoger campeonatos de poker internacional del más alto nivel, del mismo modo que se está haciendo en Bahamas, donde este tipo de eventos atrae a un gran número de visitantes que de otro modo puede que nunca visitasen aquel país.

La logística y el atractivo natural están más que asegurados en estados como, por ejemplo, Quintana Roo o Baja California Sur, lo que se necesita es una estructura organizada de eventos de poker que dé cobertura a esos posibles grandes torneos internacionales que tan bien encajarían en tierras mexicanas. La MPL puede ser un primer paso para lograrlo.

fgmm