Gobierno convoca a productores de aguacate de Michoacán a firmar acuerdo para regularizar producción (Foto: Guadalupe Martínez)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Tacámbaro, Michoacán (MiMorelia.com).- Los productores de aguacate en Tacámbaro, se comprometieron a firmar un acuerdo con el gobierno para que se regularicen las superficies del cambio de uso de suelo a fin de evitar que los trabajadores se vayan a las filas del crimen organizado, en tanto, el mandatario, Silvano Aureoles Conejo, convocó a los líderes de la frutilla para que en un corto plazo se establezcan medidas contundentes en favor de los recursos naturales.

En la comunidad San Rafael Cutzaróndiro de este municipio, Aureoles Conejo decretó como área natural protegida mil 100 hectáreas de bosque a fin de que no se cultive más aguacate y se pueda contar con más superficies naturales.

En su intervención, el representante de los productores de aguacate de la región, Enrique Aguirre Bolaños, reconoció el deterioro ambiental en Michoacán a causa del aumento en esta producción, sin embargo, también señaló que la frutilla genera aportaciones económicas.

Sin embargo, evidenció que, a raíz de los desmantelamientos de las huertas, existe una seria preocupación en el sector trabajador, ya que al ser el cultivo de aguacate su única fuente de empleo, muchos han tenido que unirse al crimen organizado, por ello, llamó al gobierno a coordinar acuerdos de regulación para que se generen soluciones y a su vez, se frene la problemática ambiental.

«Estamos conscientes y entendemos las consecuencias, pero ante la falta de empleo, el cultivo es la única alternativa para muchas personas», insistió.

En respuesta, Aureoles Conejo dijo no estar en contra de la producción de esta frutilla que, si bien genera economía a Michoacán, no debe estar peleando con la conservación del medio ambiente, por ello, convocó a todos los que se dedican a vender aguacate para se firme pronto un acuerdo que permita la regulación de las huertas y con ello mitigar los efectos del cambio climático.

El gobernador propuso que por cada diez hectáreas de aguacate tres sean utilizadas para los árboles con el objetivo de que no se pierda más superficie boscosa.

Aureoles Conejo pidió a los michoacanos tomar en serio las afectaciones en el medio ambiente para que se puedan concretar las políticas públicas en esta materia, al recordar que hace unos años el estado contaba con dos millones de metros cúbicos de madera que se vendían a mercados nacionales, pero actualmente, rondan los 450 mil metros cúbicos legales, lo que deriva el aumento del volumen ilegal y las prácticas de derribo de árboles para otros propósitos como el cambio de uso de suelo.

De igual manera, lamentó que, a raíz de las malas prácticas, en Michoacán se han perdido por año 100 mil hectáreas de bosque, mientras que los volúmenes de agua también han ido a la baja a mil 500 litros cuando anteriormente se llegaba a los 4 mil 500 litros por segundo.

«Por dónde le veas, hay un deterioro importante de la riqueza natural en el agua, los bosques, el suelo, la flora y la fauna, por eso la sociedad civil también debe involucrarse en detener la problemática tan grave», refirió el mandatario estatal.

Finalmente, el presidente municipal de Tacámbaro, Salvador Barrera Medrano, consideró que sólo con la suma de los esfuerzos se podrán tener buenos logros en materia ambiental. Reconoció el trabajo que han hecho los brigadistas forestales a pesar de la situación compleja presentada en meses pasados, donde se pudo dar la batalla para combatir los incendios provocados.

Aplaudió la determinación del gobierno para decretar como área natural un polígono importante para Tacámbaro, considerado como una reserva natural de sobrevivencia que nutre a los cultivos.

R