Por: Christian Raúl Martínez Estrada

Con el objetivo de redondear la idea y el escenario que vimos la semana pasada con “Soy tu anciano del futuro” en esta ocasión te voy a platicar acerca de un proyecto que tienen las autoridades pensionarias de este país.

Como estoy seguro que ya sabes, actualmente a los empleados se les aporta el 6.5% de su salario a su AFORE de los cuales el 1.12% se les retiene de su sueldo, el 5.15% lo aporta el patrón y el 0.23% lo aporta el gobierno. Ese 6.5% en total es casi nada si lo comparamos con otros países como Canadá donde al trabajador se le aporta el 9.9% o Colombia con el 16% hasta irnos a verdaderos proyectos de pensiones como Japón con el 17.83% de aportación, Holanda con el 20.90% o Italia con un sorprendente 33% del salario del trabajador, todo esto según la OCDE.

Este mismo organismo calculó, en base a estas aportaciones, la tasa de reemplazo que el trabajador tendría después de 40 años de trabajo y los resultados son espantosos… para México. Según la OCDE, un mexicano se retiraría percibiendo un 29.9% de su último salario mientras que el promedio de todos los países miembros es de una tasa de reemplazo del 50% habiendo países como Turquía con el 70%, Italia con más del 80% y Holanda con una tasa de reemplazo al momento de la jubilación del trabajador del 100%, es decir, un holandés ganará lo mismo jubilado que trabajando, ¿Qué tal?

Con todo esto como antecedente la CONSAR estima, en un documento que publicó el pasado 15 de octubre que, y cito textual: “La cobertura de las pensiones será insuficiente, consecuencia de un alto nivel de informalidad en el mercado laboral. Por ello, se estima que un porcentaje relevante de la Generación de Transición y otro aún mayor de la Generación AFORE no logre alcanzar los requisitos de pensión.”

Esto, en plano español, significa que muy pocas personas de las que son laboralmente activas actualmente tendrá dinero para vivir cuando sean viejos por lo que la expectativa es de un país lleno de ancianos pobres. Esto refiriéndose a los asalariados de bajos ingresos porque en cuanto a los asalariados de ingresos medios y altos tampoco mejora mucho el panorama ya que indica que ellos no tendrán ingresos suficientes para sobrevivir.
El resumen es que, los asalariados de bajos ingresos no tendrán pensión y los de ingresos medios y altos tendrán una pensión que no les alcanzará para vivir. Esto está de la cachetada ¿no?

Ante este escenario la CONSAR propone unos cambios a los esquemas de aportaciones para el retiro. Específicamente se trata de aplicar retenciones y aportaciones diferenciadas según el nivel de ingreso del trabajador para llevar esas aportaciones del 6.5% actual hasta un nivel entre el 11% y el 17.1% aumentando, al mismo tiempo, la aportación del gobierno para los salarios bajos y disminuyéndola a los salarios altos (cuota social). Con este escenario la autoridad pensionaria mexicana estima que las tasas de reemplazo se elevarían hasta superar el 50% lo cual mejora considerablemente la expectativa de los trabajadores para tu etapa de retiro. Si bien no sería todavía el nivel ideal, sería un importante avance.

Si te fijas, todo mundo ya se dio cuenta de que México va que vuela a ser un país con ancianos pobres e improductivos excepto esos futuros ancianos pobres e improductivos que no se han dado cuenta o se hacen como que no. La indiferencia de la población a hacerse cargo de su propio destino está llevando a las autoridades a buscar alternativas con el objetivo de evitar una crisis social y una pobreza que se dispare en los años venideros pudiendo ser evitada.

Si después de este choro que me aventé todavía no te cae el 20 de que vas como avalancha en bajada rumbo a estrellarte con tu anciano del futuro, entonces ya no sé cómo explicarte que el momento ideal de iniciar un ahorro para el retiro es HOOY (como decía el botudo bigotón).

Estamos en un momento donde los reportes de que se acerca un huracán te están avisando que corras a resguardarte y tú sigues echado en el camastro de la playa sorbiéndole a la chela pensando que “ya Dios dirá” y cuando llegué el desastre y tengas arena hasta en los calzones no vayas a andar diciendo que porqué nadie te avisó.

Ponte al tiro, es por ti mismo. Si eres asalariado estás por recibir tu aguinaldo, destina una parte para iniciar tu ahorro para el retiro; la información la tienes, los productos existen, los asesores estamos disponibles, lo único que falta es que decidas dejar la chela y levantarte del camastro antes de que las olas te den un revolcón que haga que te ahogues… Ya reacciona!!!

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieres que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/

AC