Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- Uno de los ilusionistas más famosos del mundo, David Copperfield, se verá obligado a romper la regla fundamental de no revelar jamás sus secretos, esto si quiere librarse de una demanda multimillonaria.

El mago deberá explicar en un juicio cómo es que realiza uno de sus trucos más importantes, esto luego de que los asistentes al show que el mago presenta en Las Vegas lo demandara por sufrir un accidente que le provocó daño cerebral al participar en uno de sus actos.

El día de la presentación, el chef Gavin Cox se ofreció como voluntario, junto con 12 personas más, para que Copperfield los hiciera desaparecer; sin embargo, después de la ilusión, mientras eran llevados por la gente del mago por un pasillo oscuro, Cox tropezó con unos escombros en el suelo y se golpeó la cabeza al caer.

Esto le produjo una lesión cerebral traumática al chef, ocasionando que tuviera que llegar hasta el quirófano.

Tras el incidente, y la posterior demanda, el abogado del afectado le exigió al ilusionista revelar en la corte exactamente cómo se hace el truco, para esclarecer qué fue lo que sucedió y por qué fue que se puso a su cliente en esa situación peligrosa.

Hasta ahora, el abogado de Copperfield no ha hecho declaraciones al respecto, aunque en el pasado ha declarado que dicho truco se ha realizado exitosamente durante 15 años con más de 100 mil voluntarios.

Flv Nz