teatro, ocampo
Lamentó la actitud de sus compañeros de trabajo (Foto cortesía)

Por: Cristian Ruiz/@crisruiz

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El tramoyista y auxiliar de audio del Teatro Ocampo, Jhonatan Muñoz Lemus dio a conocer sufre hostigamiento laboral por parte del personal del inmueble, una vez que acudió un actuario del Tribunal de Conciliación y Arbitraje para hacer válido un juicio a su favor por el pago de 300 mil pesos por despido injustificado.

En entrevista con medios de comunicación, el trabajador aseguró que desde el pasado 12 de septiembre personal del teatro cambió su trato hacia él, con acciones que van desde discusiones con sus compañeros hasta impedirle realizar su trabajo.

“Gran parte de mis compañeros me ha hostigado, un ejemplo es que no me dejan trabajar diciéndome que si yo no llego a la hora de los montajes que es a la una, menos tengo que estar en los desmontajes que son a las tres, hora en la que yo entro, así como cuestionar mi trabajo y mis funciones”, comentó.

Aseguró que estos problemas se los notificó a su jefe, Gilberto Villalobos, quien le ha dicho que no puede tomar partido por alguno de los trabajadores, por lo que no descarta acudir a Derechos Humanos para exigir respeto a su trabajo y exhortar a la Secum para el respeto del pago por salarios y prestaciones caídas.

“Yo solo pido que la secretaria me cumpla con el laudo, se ganó el juicio en 2013 y cuento con todos los argumentos para ganar lo justo y dio la resolución el tribunal para que se me pague los salarios caídos”

Desde el 25 de mayo de 2015 fue reintegrado a su puesto de trabajo gracias a un exhorto de la CEDH al entonces secretario de Cultura, Marco Antonio Aguilar Cortés, por lo que espera que espera que lo ayuden para obtener lo que por ley le corresponde.

“Desde que regresé en 2015 he tenido muchos problemas para los pagos quincenales, el seguro social, yo me he enfermado en varias ocasiones y me ha tocado pagar, hay muchas irregularidades desde que estoy de regreso”, lamentó.

En ese sentido, enfatizó que trabaja con latente riesgo, ya que tiene que participar en montajes sin protección y en caso de tener algún accidente, él deberá cargar con los gastos médicos ante la falta de afiliación al IMSS

De continuar estos atropellos, Jhonatan no descarta continuar por la vía legal para que la Secum reconozca sus prestaciones y deposite el dinero que le corresponde y lo dejen trabajar de manera habitual.

ljcr