exámenes normales
Aspirantes aceptados señalaron la presunta venta de claves por 35 mil pesos antes de iniciar el examen (Foto: Cynthia Arroyo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Un grupo de aspirantes que fueron aceptados para ingresar a cinco escuelas normales, donde se repitió el instrumento de diagnóstico el pasado viernes, denunciaron nuevas irregularidades por presunta venta de claves con valor de 35 mil pesos antes de realizar la evaluación correspondiente.

Tras mencionar que el proceso se vio «manchado» una vez más por actos de corrupción, jóvenes manifestaron a MiMorelia.com la detección de personas que se acercaron a los aspirantes minutos antes de ingresar a las instituciones donde aplicaron el examen de admisión.

“Por voces de los mismos compañeros se menciona que ofertaban en las filas de las normales, momentos antes de pasar al examen, claves por 35 mil pesos, incluso a las aspirantes que tenían acordeón en las uñas se les permitió seguir con la evaluación en la Normal de Educadoras y sólo les pusieron guantes”, dijeron.

Los representantes de los aspirantes, quienes pidieron anonimato para no ser señalados, agregaron que las anomalías se dieron «a simple vista en cada una de las etapas y estamos conscientes de que hubo mucho dinero de por medio».

Aseguraron que en próximos días acudirán a las autoridades correspondientes para denunciar dichas irregularidades y cuestionaron si la Secretaría de Educación Estatal dejará pasar estos detalles y defenderá una evaluación que consideraron «fue más corrupta que la primera».

Dijeron que la mayoría de los aspirantes que acreditaron la primera evaluación también aprobaron el segundo examen, «demostrando una vez más que sí merecemos la oportunidad de ser docentes con vocación y esperanzas de contribuir a la educación».

A su vez, la dirección de escuelas normales de la SEE aseguró a este medio que hasta el  momento todavía no se presentan quejas o denuncias por irregularidades en el proceso de examen de admisión y estarán abiertos al diálogo en las oficinas centrales para atender cualquier inconformidad manifestada.

Por: Aned Ayala/rmr