fnls manta
El pasado sábado un grupo de jóvenes encapuchados con mantas del FNLS irrumpieron en la Casa Lenin (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Representantes de la Casa Lenin ya analizan una ruta jurídica para presentar la demanda penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE) a fin de recuperar el edificio que ha funcionado como un espacio autónomo, cultural y de reivindicación de las comunidades indígenas, esto tras el despojo violento de la casa por presuntos integrantes del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS).

Así lo informó en entrevista con este medio de comunicación, Maricarmen Mendiola, luego de narrar que el pasado sábado 28 de marzo a las 6:00 de la mañana un grupo numeroso de personas encapuchadas con mantas del FNLS, llegaron con herramientas para violentar los candados de las puertas del espacio ubicado en la calle Agrarismo en el centro de Morelia.

Asimismo, detalló que de manera agresiva sacaron a dos personas que se quedaron para hacer guardia en la Casa Lenin o como es conocida actualmente como «Multiversidad de la Vida» ante la contingencia del Covid-19, a quienes no se les permitió llevarse sus pertenencias, ya que los presuntos integrantes de la organización FNLS para utilizar de inmediato el edificio bajo el argumento de que se albergaría a adultos mayores y gentes enfermas.

Si bien la casa desde hace más de dos años ya no funcionaba como albergue estudiantil en el cual los estudiantes recibían apoyos de becas o despensas por parte de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), sí es utilizado como un espacio encaminado a la reflexión y reconstrucción de lazos comunitarios, principalmente de los pueblos indígenas a través de la realización de talleres de danza, música, medicina, panadería, entre otros; pero también, añadió, había una biblioteca abierta al público.

La representante de la casa dijo desconocer los motivos por los cuales las personas encapuchadas llegaron al edificio de forma violenta para hacer el despojo de las instalaciones, pues no se había presentado ningún enfrentamiento o altercado con los mismos, por ello, denunciaron públicamente la agresión que sufrieron a sus derechos humanos y como organización.

Refirió que las personas arribaron al lugar con palos y herramientas para someter a quienes estaban dentro del edificios e inmediatamente después, colocaron afuera de la Casa Lenin una manta en la que señalaron que ese lugar ya sería la «Casa Comunal y del Estudiante. La Comuna de París».

Ante lo cual, en entrevista anticipó que se trabaja en una ruta jurídica para presentar los recursos legales ante la FGE con la finalidad de que aplique la ley a las personas que forman parte del FNLS para que sea recuperado un espacio que brinda educación y defiende los derechos humanos de los indígenas, campesinos y de los estudiantes.

«Después de lo sucedido, contactamos a algunas organizaciones sociales y a comunidades indígenas para que nos acompañen en este proceso de defensa de la casa, pues no estamos dispuestos a perder un espacio que ha sido memoria para los pueblos originarios en Michoacán», subrayó.

También, indicó que solicitaron el apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y a su vez de quienes integran el Congreso Nacional Indígena (CNI), pues consideró que este tipo de acciones violentas entre organizaciones no puede presentarse en ningún momento, y menos de manera violenta.

Por: Guadalupe Martínez/rmr