Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Desayunar un pastel de chocolate podría ayudarte a bajar de peso, reveló un estudio realizado por la Universidad de Tel Aviv, en Israel.

De acuerdo con los realizadores, el consumo no deberá rebasar las 600 calorías, y además se deberá hacer un balanceo con proteínas y carbohidratos.

Los especialistas aseveraron que por la mañana, el metabolismo se encuentra más activo, por ello, el cuerpo es capaz de quemar todas las calorías que se han ingerido en ese lapso del día.

Asimismo, señalaron que además de perder algunos kilos, podrás evitar los antojos que se presentan en el transcurso de la jornada.

El trabajo consistió en poner a dieta a casi 200 personas -entre mujeres y hombres- que presentaban problemas de obesidad y quienes fueron observados por varias semanas.

Posteriormente, se dividieron en dos grupos: al primero, se le dio una dieta baja en carbohidratos y que no rebasara las 300 calorías en el desayuno.

Al segundo, se le ofreció una con 600 calorías, enriquecida con proteínas y carbohidratos, además se le sumó un pedazo de pastel de chocolate.

La hipótesis de los científicos era que al incorporar deliciosos postres como galletas o chocolate, en la primer comida del día, las personas pueden adelgazar más rápido y mantendrían el mismo peso por un mayor lapso de tiempo.

Sin embargo, al principio del régimen alimenticio, ambos grupos perdieron el mismo peso de manera equitativa. Tras pasar 32 semanas, el segundo grupo perdió alrededor de 18 kilos más.

Finalmente, los israelíes concluyeron que los panes y pasteles no se deben abandonar para perder peso, ya que esto solo aumentará el deseo por comerlo con mayor intensidad.

Con información de Cocina Delirante

ljcr