En días anteriores se dio a conocer que el sol presenta cambios en su energía (Foto: ESA/NASA)

Ciudad de México (MiMorelia.com).- La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, o mejor conocida por sus siglas en inglés NASA, y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han revelado qué tan cierto es la probabilidad de una «mini era de hielo» luego de los cambios que registra el astro sol.

Te puede interesar: Extraño fenómeno en el sol podría causar heladas, terremotos y erupciones: NASA

Hace algunos días se dio a conocer la NASA descubrió un extraño fenómeno en el sol, el cual no ocurría desde hace cientos de años, que podría traer consigo un cambio radical en el clima de la tierra y dar paso a fenómenos naturales como terribles heladas y hasta terremotos.

En entrevista para The Sun, el científico de la NASA Tom Phillips explicó que el sol pasa por una fase denominada de «encierro», la cual puede traer consecuencias muy graves para la humanidad, ya que detiene a grandes escalas toda la actividad solar que comúnmente se conoce.

Ante estas noticias la NASA tuvo que salir a aclarar que no hay ningún peligro inminente de que se acerque una mini era de hielo causada por la reducción de energía solar en las próximas décadas.

A través de un texto compartido en su sitio, dejó en claro que estos cambios «no tienen un efecto importante en el clima de la Tierra, incluso un mínimo extendido no tendría un efecto significativo en la temperatura global».

Explican que a lo largo de su vida útil, el sol experimenta naturalmente cambios en la producción de energía. Algunos de estos ocurren durante un período normal de 11 años de pico (muchas manchas solares) y baja actividad (menos manchas solares), que son bastante predecibles.

Asimismo la UNAM emitió un estudio en el que Américo González Esparza, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) y jefe del Servicio de Clima Espacial México (SCiESMEX) afirmó que la actividad que actualmente registra el sol es normal.

«Se trata de una etapa de su ciclo de once años y no es una condición por la que debamos preocuparnos o que deba llamar la atención, y mucho menos tiene relación con algún otro fenómeno natural», dijo.

Es completamente falso que la baja actividad solar pudiera causar clima helado, terremotos o erupciones volcánicas, como se ha difundido en los días recientes, señaló.

A la información que da la NASA, el científico agrega que ha habido periodos en donde por varios ciclos el sol ha presentado baja actividad (pocas manchas y tormentas), y en otros ha sido más intensa. El que recién está terminando, el ciclo 24, fue moderado y podemos decir que en su pico (en 2014) no tuvo pocas ni muchas manchas.

Adelanta que el próximo máximo de la actividad solar ocurrirá en cuatro o cinco años (2024 o 2025), y los expertos consideran que será parecido al de 2014 en cuanto a intensidad y número de tormentas solares.

Redacción/rmr