Por Bety Palacios

 

¡Muy bonito…muy bonito! Ahora resulta que la Universidad Michoacana no solamente es víctima de estudiantes, pseudoaspirantes, sindicatos y partidos políticos, sino también de intereses personales y grupales.

De ahí que quienes manejan los grupos de presión (Humberto Arroniz bajo las órdenes del Gûerito) siguen buscando a como dé lugar la desestabilidad de la UMSNH.

Y para más fácil se pondrá al descubierto todo cuando al “Gûerito” le den un espacio en la Secretaría de Turismo, lo que provocará que en automático acabe el conflicto en la Universidad Michoacán. ¡Qué oportunismo y desfachatez de este señor! Cuando le conviene le sale el amor por la izquierda y cuando le interesa se desvive por regresar a su tricolor.

 

Dieron con los supuestos responsables

Y bien pues después de varios “chismes de lavadero” cayeron por fin los supuestos asesinos del Padre José Alfredo López Guillén, el mismo que brindaba sermones allá en la comunidad de Janamuato, perteneciente a Puruándiro. Y es que versiones sobre su secuestro fueron y vinieron, lo desacreditaron y después de una serie de videos de la Iglesia Católica, se aceleraron las líneas de investigación y dieron con dos jóvenes a los que hasta el momento les reconocen responsabilidad.

 

Cumple con su papel desacreditador

 

Luego de que sus caprichos de poder no fuesen conseguidos, la familia Orihuela sigue empeñándose en desacreditar todo lo que sea relacionado con el actual gobierno de Michoacán, y si bien es cierto que como el propio Silvano lo reconoce hay una frágil situación, no es justo que a través del medio de comunicación que se inventó esta familia como estrategia de venganza, se busque confundir a la población.

Y es que a contramuro quieren tener a todos y todos, pues no les importa en ocasiones consultar al exmandatario Fausto Vallejo para que hable mal del gobierno de Aureoles Conejo, como en otras desacreditar al cuatro veces alcalde de Morelia, una vez que no sirvió de comparsa para que Chon Orihuela llegará a la gubernatura.

Tanta es la urgencia de este medio de la poderosa familia de Zitácuaro, que hasta el mismo tema lo consultan con Leonel Godoy, Fidel Calderón, el mismo Fausto Vallejo y al parecer hasta con “Doña Chilo” la de los caldos.

 

El nuevo resistol

 

El moreliano y doctor en grado académico Enrique Ochoa Reza, líder nacional del Tricolor, a los cuatro vientos a externado que en el nuevo PRI(t) no habrá tolerancia a la corrupción, la prepotencia y la impunidad. Por tanto imagino que este chiquitín realmente cumplirá su palabra.

De ahí que el borrachín este que escandalizó la vía pública y que amenazó a unos pobres oficiales que cumplieron con su deber de ponerle un freno y llevarlo a barandilla, (por cierto cobra como secretario general adjunto del Comité Directivo Estatal del PRI), debe ser expulsado.

Ah y también deben revisar la situación real del “Güerito” pues así como ha sido gobernador de Michoacán por parte del PRI, también ha sido funcionario y candidato del PRD, y darlo de baja. Digo si es que Enrique Ochoa realmente quiere un rosto de justicia en su partido, o de perdis si tiene palabra.

Bien, nos vemos prontito.