"Fue la Junta de Coordinación Política la que decidió detener la iniciativa para que no llegara al pleno" (Foto Facebook: Eleazar Carrillo)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Legisladores locales desestimaron la presunta pérdida del recurso federal, por 230 millones de pesos, que se había etiquetado para la ampliación de la planta tratadora de aguas residuales de Atapaneo.

“Lo podemos demostrar, con números y con datos precisos, el municipio va a ganar en lugar de perder”, destacó el diputado panista, Eduardo García Chavira.

En entrevista colectiva, el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, informó que hasta el momento están perdidos esos 230 millones de pesos, debido a que la iniciativa que envió al Congreso no ha sido resuelta.

“Hasta ahorita está perdido ese recurso, lamentablemente por los intereses electorales, por culpa de algunos actores políticos que están pensando en las elecciones, Morelia pierde esa gestión… estamos viendo si la podemos recuperar”, declaró, con la acotación de que no quitará el dedo del renglón.

Se recordará que por mayoría en las comisiones unidas de Hacienda y Presupuesto, fue aprobado el dictamen relativo a la solicitud que presentó el Ayuntamiento de Morelia para ampliar 20 años el contrato con la empresa que opera actualmente la planta tratadora de aguas residuales de Atapaneo, sin embargo éste no se ha turnado al pleno del Congreso para su valoración definitiva.

Cuestionado, a partir de los señalamientos de Alfonso Martínez, el diputado del Partido Acción Nacional, Eduardo García Chavira, uno de los legisladores que en comisiones votó en contra del proyecto, dijo que fue la Junta de Coordinación Política la que decidió detener la iniciativa para que no llegara al pleno.

Insistió en que la iniciativa el Ayuntamiento implicaba un nuevo endeudamiento por dos mil 700 millones para el municipio, cantidad que supera por mucho los recursos federales que se habrían perdido.

Dijo que está consciente de que la planta tratadora ya llegó a su límite, pero con la ampliación que se propone, dentro de aproximadamente tres o cuatro años, nuevamente va a estar rebasada su capacidad.

“Lo que nosotros consideramos es que se puede hacer una nueva inversión, con un monto similar o quizá menor al que se pretendía endeudar pero con una proyección de capacidad de saneamiento a treinta o cuarenta años…. Estoy convencido, y lo podemos demostrar con números y con datos precisos, que el municipio va a ganar en lugar de perder”, pormenorizó.

Por su parte, la congresista del Partido Revolucionario Institucional, Socorro de la Luz Quintana León, una de las que votó a favor en comisiones, comentó que la Junta de Coordinación Política valoraba la posibilidad de turnar el asunto al pleno, en una sesión extraordinaria, pero desconoce por qué no se ha llevado a cabo, y hasta este momento no hay una fecha determinada.

Aunque opinó lamentable la pérdida del recurso económico, coincidió con García Chavira en que ese proyecto no iba a solucionar integralmente el problema de los residuos sólidos.

“La meta tiene que ser que esas aguas ya tratadas tengan una utilidad real, que se utilice para algo viable… porque así como lo están previendo esa agua saneada nuevamente iba a ir al río”, opinó.

CA