No, no me equivoqué al escribir. No me refiero a la competencia sino a la coopetencia y te explico de qué se trata. Si bien el término fue inventado a finales de los 90´s fue hasta la segunda década de este nuevo siglo cuando se comenzó a hacer más popular.

Esta pandemia que, espero esté a punto de terminar, dejará muy golpeada a toda la economía mundial. Si bien hay países que están ya aplicando medidas contra cíclicas México no es uno de ellos. Una de las cosas que podemos rescatar como positiva de todo esto es que ha quedado muy claro que a los mexicanos solo nos ayudaremos entre nosotros. La clase política ha demostrado su total discapacidad en el manejo de crisis y ha dejado muy claro que para ellos, la prioridad ante todo, son y seguirán siendo los objetivos políticos para buscar permanecer en el poder lo más que puedan.

Pues así como el distanciamiento entre las personas lo comenzamos desde la sociedad aún y cuando el gobierno seguía diciendo que nos abrazáramos. Lo mismo pasó con los apoyos a las empresas ya que fueron los propios empresarios quienes lograron el convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo a pesar de que al gobierno “no le guste el modito”. Siguiendo esa misma estrategia de que la sociedad se ayude a sí misma ignorando completamente al gobierno y sus estrategias clientelares, nos tocará buscar maneras de ayudar a que las micro y las pymes sobrevivan y es aquí donde creo que deberemos de aplicar la coopetencia.

Se trata simplemente de mezclar la cooperación y la competencia. De manera tradicional los negocios están acostumbrados a competir entre sí por el mercado pero existe otro camino. Si los que antes eran competidores ahora trabajan juntos y crean productos o servicios de valor agregado será más fácil, entre todos, seguir trabajando y existiendo como empresas.

Algunas estrategias de coopetencia que se pueden aplicar son:

  • Armar productos o servicios complementarios. Por ejemplo, los choferes de Uber que en este momento se encuentran casi detenidos por la falta de pasaje pueden trabajar en conjunto con los restaurantes para repartir los pedidos a domicilio. Así el restaurante se ahorra la comisión de Uber eats, Rappi o cualquier otra plataforma y el chofer se mantiene activo. Otro ejemplo para convertir a competidores en coopetidores es en el mismo sector de alimentos. Si hay un restaurante de carnes que manda hamburguesas a domicilio puede trabajar en coopetencia con un restaurante de mariscos para armar un paquete familiar que incluya hamburguesas y cocteles; lo mismo con una pastelería para incluir postres.
  • Referencias cruzadas. Los coopetidores pueden estarse intercambiando clientes usando estrategias de descuentos. En el mismo ejemplo del restaurante de carnes puede sacar una promoción donde, en la compra de mil pesos o más el cliente obtiene un 20% de descuento en los mariscos del otro restaurante y viceversa. Otro ejemplo sería un hotel, que podría trabajar en colaboración con el restaurante para decir que el descuento sería en hospedaje una vez que se acabe la pandemia. O sino aplicando convenios para la venta de certificados de regalo con el esquema PNUL (Pay Now Use Later) que significa Pague ahora y use después.
  • Joint Benchmarking. Se trata de compartir e intercambiar información entre los coopetidores para conocer las condiciones del mercado, las tendencias y su comportamiento. La información que no tiene uno se la proporciona el otro y así todos pueden conocer lo mismo lo que les permitirá sobrevivir sin quedarse fuera de la jugada.
  • TPOS. Significa “Temporal Point of Sale” y se trata de realizar convenios para tener puntos de venta temporales de tu producto en lugares donde antes no llegabas. Por ejemplo, si el restaurante de carnes está ubicado cerca de Las Américas y logra un convenio para un TPOS cerca de la Huerta, estará en condiciones de atender casi toda la ciudad y no rechazará ningún pedido.

Estos son sólo algunos ejemplos y estrategias de la Coopetencia y estoy totalmente convencido de que será la mejor manera de que salgamos adelante todos y entre todos. Tenemos que empezar por cambiarnos el chip mental de ver a nuestros competidores como enemigos, es ahora cuando debemos verlos como aliados; verás cómo será mucho más fácil la recuperación. Total, si no sabes cómo iniciar una estrategia de coopetencia en tu negocio échame un grito y verás que podemos encontrar una.

Si tienes alguna duda específica que quieras resolver o tema que quieres que platique en este espacio pregúntame en mi correo inteligenciaenfinanzas@gmail.com, a mi twitter @RockBrokers o en www.facebook.com/rockbrokers/