lucero pacheco

Pirro de Epiro fue un general que ganó muchas batallas en su afán por conquistar reinos. Fue él quien dio nombre a la expresión “victoria pírrica”. Pirro quería ser como Alejandro Magno, y se enfrascó en guerras contra todo el que se le ponía por delante, incluso matando a quienes habían sido sus aliados.

No sabemos qué rumbo lleva el país, porque quien nos dirige pareciera que se pierde en su propio mar, lo distrae su fanatismo. Desaparecer antes de examinar. Lealtad antes que capacidad. Victorias pírricas por encima de batallas gloriosas. Gobernar con creencias por encima de la justicia. Han sido las características de los gobiernos de Morena, pasado por diputados, senadores y alcaldes de dicho partido.

Cuando dijeron que “transformarían al país” nunca imaginamos que serían auténticos demoledores, inmersos en sus politiquerías. Y quizás no por su falta de conciencia, sino por su propia pequeñez.

No es de extrañar que, en medio de una crisis sanitaria mundial, que ha cobrado la vida de más de un millón de personas en el mundo y cerca de 85 mil en nuestro país, el gobierno siga destruyendo, sin saber dónde caerán los escombros, nuestras instituciones, nuestra democracia y los cimientos que han sido la base de nuestra nación.

Ya corren tiempos electorales en la carrera por la gubernatura del estado. El forcejeo de Morena en lo local no es sino el reflejo de lo que pasa a nivel federal. Porfirio contra Delgado, la pelea por la dirigencia desnuda las entrañas de Morena, que en el fondo siguen siendo el PRI.

Tome en cuenta que, de aquí a junio de 2021, todos lo temas serán políticos. Por cierto, los bloqueos en las vías del tren por parte de integrantes de la CNTE, de la fracción Poder de Base, hace un año, justamente, los propios maestros manifestaron a un medio nacional que entre sus dirigentes estaban Sergio Espinal García, Artemio Ortiz Hurtado y Eugenio Rodríguez Cornejo, todos exlíderes de la Sección XVIII de la CNTE y afines a Morena.

Si ves las barbas de tu vecino cortar…

Los tres partidos aliados del presidente obtuvieron el registro; mientras que México Libre, opositor al régimen, ¡palo! Se podrá cuestionar, guste o no y esté de acuerdo o no, México Libre se presentaba como el partido de contrapeso al poder. Dicen que México Libre no comprobó dinero. ¿Y Pío sí?

De este pelo nuestra democracia, en un país donde el presidente se autoproclama el mandatario “más atacado de todos los tiempos”; el tapabocas a los críticos es un tapaojos a México.

De los 10 partidos políticos que existen en nuestro país, 6 son aliados y comparsas del presidente.  Morena, Partido del Trabajo, Partido Verde Ecologista (que ahorita es obradorista) y los de reciente aprobación: Partido Encuentro Social, partido Redes Sociales Progresistas y Fuerza Social por México. Al estilo PRI.

Así que, la elección de 2021 será una elección del pasado; es mas fácil señalar los errores de los demás que los propios. Imagínense que se tratara de una elección del presente, ¡cómo podrían tapar los casos de corrupción de Pío, el desastre en el manejo de la pandemia, las casas de Bartlett, las licitaciones de Zoé Robledo, las casas de Irma Eréndira (secretaria de la Función Pública), los gastos excesivos de Jesús Seade y un largo etcétera.

Así que las batallas pírricas de López de Morena van para largo… Al tiempo.

R