pirotecnia, cuetes, polvora
Entre los explosivos se encontró uno de alta peligrosidad conocido como “Cara de Demonio” (Foto: Cynthia Arroyo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Un saldo de 400 kilogramos de pirotecnia descomida arrojó un operativo mixto con la Guardia Nacional (GN), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Policía Morelia, y personal de la Dirección de Inspección y Vigilancia, mismo que se desarrolló este lunes en la ciudad.

Al término del operativo el total la pirotecnia incautada fue destruida en la Unidad de Armas y Explosivos por parte de la Sedena y elementos de Protección Civil municipal (PC), fuera de la mancha urbana.

 

De nueva cuenta esta noche se destruyeron juegos pirotécnicos decomisados en esta capital 🎆🧨🚫

📹Cynthia Arroyo/MiMorelia.com

Publicado por MiMorelia.com en Lunes, 21 de diciembre de 2020

La revisión en las colonias para identificar la venta de pirotecnia y explosivos que se disfraza de colores llamativos e “inofensivos” envueltos de personajes infantiles, inició pasadas las 15:00 horas en el norte de la ciudad y concluyó cerca de las 19:30 horas.

Este operativo fue el número cuatro en lo que va de la temporada lo que ha acumulado cerca de mil 400 kilos de pirotecnia.

pirotecnia, cuetes, polvora
(Foto: Cynthia Arroyo)

En la caravana los cerca de siete vehículos institucionales, iniciaron su ruta en colonias populares para identificar las conocidas como “mesitas”; la primera colonia fue “Quinceo” donde una ferretería tenía lo que sería el primer decomiso del día; de manera intempestiva los elementos operativos subieron el producto a un tambo metálico donde se iba acumulando la pirotecnia.

El segundo punto fue en la colonia Leandro Valle en donde al interior de una tienda de abarrotes tenían una amplia variedad de los juegos pirotécnicos, entre los explosivos se encontró uno de alta peligrosidad conocido como “Cara de Demonio” que descuerdo al director de la unidad de reacción de la Policía de Morelia, Salvador Gómez estos productos contienen “dinamita”.

“Estos a diferencia de otros juegos pirotécnicos es que contienen dinamita, estos son utilizados para trabajos de demolición, el uso de este tipo de pólvora puede hacer perder a un adulto una extremidad”, señaló.

(Foto: Cynthia Arroyo)

Un tercer punto, fue en la avenida Pedregal donde en una tienda de regalos y simple vista de la población se exhibía a la venta la pirotecnia variada.

Cerca de las 19:00 horas el operativo llegó al punto número seis y último a recorrer que se trató del fraccionamiento “Villas del Pedregal” en el cual tras al menos de tres rondines del operativo sólo se incautó un puesto con cerca de 30 kilogramos de pirotecnia.

Cabe destacar que durante el recorrido ninguno de los oferentes que se les incautó pirotecnia mostró resistencia alguna, a excepción del segundo punto, donde el “tendero” tenía en exhibición unos presuntos permisos para la venta del producto, sin embargo, no ejerció mayor resistencia al explicarle por parte de la autoridad que la venta de dicho producto es “ilegal”.

pirotecnia, cuetes, polvora
(Foto: Cynthia Arroyo)

Pasadas las 19:15 horas el operativo arribó a un área despoblada a las afueras de la ciudad, donde en compañía de equipo para extinguir fuego de comenzó a preparar la destrucción del material decomisado.

En un primer intento el contenedor metálico fue preparado con la pirotecnia y una “mecha” para iniciar la destrucción, sin embargo, esta apagó su llama, fue hasta el segundo intento que la pirotecnia comenzó a generar múltiples destellos que brotaron por todo el lugar.

pirotecnia, cuetes, polvora
(Foto: Cynthia Arroyo)

En entrevista, el comandante Salvador Gómez recordó que en lo que va de la temporada decembrina han registrado al menos tres incendios provocados presuntamente por el mal manejo de la pirotecnia; así como diversos reportes por quemadura de menores de edad.

Recomendó a la población que, en caso de tener un accidente por el uso de pirotecnia, llamar de inmediato a las líneas de emergencia; así mismo no aplicar remedios caseros sobre la herida que puedan provocar lecciones mayores.

Por: Marco Santoyo/E