Una de las tuberías del complejo desecha decenas de químicos tóxicos en el río Teapa

Coatzacoalcos, Veracruz (MiMorelia.com/ Dani Morales).- A dos meses de la explosión registrada en la Planta Clorados III del complejo petroquímico “Pajaritos”, ubicado en el municipio de Coatzacoalcos, Veracruz, donde murieron 32 trabajadores, Greenpeace México presentó los resultados del análisis a las muestras del agua y suelo recolectadas durante los días 23 y 24 abril.

La resultados que arrojó el estudio, muestran una cifra alarmante de al menos 59 químicos tóxicos, algunos considerados “extremadamente dañinos tanto para el ambiente como para la salud, al ser catalogados como posibles cancerígenos”.

Greenpeace afirma que “estas sustancias carecen de regulación en México y fueron encontradas en concentraciones superiores a lo permitido por la normatividad de Estados Unidos». 

Las muestras tomadas y analizadas en los Laboratorios de Investigación en la Universidad de Esex, en Inglaterra, arrojaron que la presencia de tóxicos en el agua tras la explosión, proviene de una de las tuberías del complejo y que desecha decenas de químicos tóxicos en el río Teapa.

Uno de los químicos hallados fue el Dicloruro de Etileno (EDC), catalogado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) como cancerígeno; la cantidad hallada de EDC supera de 10 a 28 veces los límites que establece EU.