Por: Josimar Lara/@josimar2188

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En el primer partido de los cuartos de final de Liguilla, los Diablos Rojos vinieron de atrás para remontar el marcador y vencer 2-1 a Monarcas Morelia, la noche de este miércoles en el estadio Nemesio Díez.

La también conocida como “La Bombonera”, fue testigo de unos primeros 45 minutos bastante parejos, por lo que las emociones en las porterías fueron escasas, para ser un partido de Liguilla.

Antes de finalizar la primera parte del encuentro; los aficionados de los Diablos Rojos se emocionaron con el gol del delantero Fernando Uribe, pero poco les duro el gusto porque el árbitro central, Jorge Antonio Pérez Durán, anuló la anotación por fuera de lugar.

Sin hacerse daño, mexiquenses y purepéchas se fueron al descanso con el empate a cero goles.

Con la obligación de estar de local, los dirigidos por el técnico, Hernán Cristante, salieron con la idea de abrir el marcador, ante unos rojiamarillos que optaron por defenderse y buscar el contragolpe para hacer daño.

Cuando parecía que eran minutos para que cayera el gol de los Diablos, quienes tenían tuvieron mayor posesión, la fórmula de Roberto Hernández funcionó y en una descolgada, el argentino Gastón Lezcano cabeceó en el área rival, remate al que le metió la mano el defensa de Toluca, Rodrigo Salinas, para que Pérez Durán marcara penal al minuto 63.

Desde los once pasos, el peruano Raúl Ruidíaz no desaprovechó, por lo que cobró de manera perfecta la pena máxima y vencer al guardameta Luis García para poner el 0-1 a favor de Monarcas Morelia.

Pese a verse abajo en el marcador, el equipo mexiquense se fue al frente en busca de la anotación que le diera el empate; ante una Monarquía que le cedió el balón al rival.

Parecía que se repetía la historia de la Jornada 15 y que el club de Morelia se llevaba la ventaja al partido de vuelta, pero las cosas cambiaron en los últimos minutos, los cuales fueron de “pesadilla” para la defensa visitante.

Al minuto 90, el mediocampista de Toluca, Rubens Sambueza filtró un balón para el delantero Fernando Uribe, quien cruzo su disparo para vencer al portero de Monarcas, Sebastián Sosa, quien por más que se estiró no pudo evitar el 1-1 en el marcador.

En lo que fue la última jornada del partido, en un tiro de esquina, Pablo Barrientos aprovechó la mala marca de la defensa michoacana y disparo de fuera del área; para ser desviado de cabeza por el defensa Gerardo Rodríguez, por lo que el balón se anidó en la portería de Monarcas para la locura de los aficionados locales que festejaron el 2-1 global al minuto 93.

Los Diablos Rojos irán a Morelia para definir la serie el próximo sábado 25 de noviembre a las 21:00 horas en el estadio José María Morelos y Pavón.

ljcr