Av. Morelos Sur con tráfico lento desde Lázaro Cárdenas hasta Solidaridad por autos mal estacionados y personas que apartan lugares

 

La calle de Antonio Alzate sin complicaciones desde Juan José de Lejarza hasta Morelos Sur

 

Completamente despejada la circulación en la calle Aquiles Serdán desde la plaza de Villalongín hasta Nigromante

 

Maestros adheridos al SPUM arriban a Palacio de Gobierno. Al momento sin bloquear la circulación de Av Madero

Diego Urik "N" habría forzado a conocida a bajar un hacha de su carro

mimorelia_diego
Este viernes se realizó la audiencia donde Diego Urik "N" estuvo presente (Foto: archivo)
Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El presunto feminicida de Jessica González Villaseñor, Diego Urik “N”, habría forzado a la también imputada, “Hanna”, a bajar y guardar tres objetos del vehículo del presunto victimario, entre ellos una hacha.
Lo anterior se dio a conocer este viernes durante la audiencia de la causa penal 1404/2020, donde Diego Urik "N" estuvo presente, lucía delgado pero con apariencia atlética, vestía una playera blanca y pants del mismo color, el cabello lo llevaba recortado al ras y portaba un cubrebocas de color negro, sin embargo, el sospechoso no fijó ninguna postura durante la audiencia.
En la audiencia también estuvieron presentes las víctimas indirectas: la madre y el hermano de Jessica González, una testigo, el cuerpo de abogados, el juez y al menos ocho representantes de los medios de comunicación. Durante la sesión se discutió sobre la validez del actuar de la Fiscalía General del Estado (FGE) en el cateo donde fue localizada el arma blanca en un domicilio del Fraccionamiento Montaña Monarca, al sur de la ciudad. La representación de la FGE, en este caso el Ministerio Público (MP), presentó a Martha Angélica, mamá de Hanna, en calidad de testigo, ya que era quien vivía en ese entonces en el domicilio donde fue encontrada el arma blanca y el resto de los objetos probatorios.
Martha Angélica fue cuestionada por el MP para corroborar de manera verbal el actuar de la autoridad judicial, y ella respondió que voluntariamente les permitió el acceso, aún sabiendo que se requería una orden judicial para acceder al domicilio.
Sin embargo, explicó que ella no habitaba en el domicilio desde el mes de septiembre del año pasado, por temor a ser víctima de alguna represalia, ya que presuntamente se habría publicado la dirección y la fachada de su casa. Mencionó que la propiedad es de su padre, con quien había un acuerdo verbal para rentar el inmueble por seis mil 500 pesos. Además, expuso que nunca llegó a percatarse de los objetos y que al momento de que la FGE realizó las actuaciones estuvo presente en todo momento, por lo que pudo observar que utilizaron un “líquido” en uno de los objetos y posteriormente le pidieron apagar la luz de la habitación, posteriormente utilizaron un polvo, acciones que describió como el proceso para recabar huellas dactilares. Cabe señalar que la hacha fue localizada con la chamarra detrás de un sofá y las bolsas en otro sitio de la casa. Interrogada por parte de la defensa, Martha Angelica argumentó que al momento que la FGE arribó a realizar los actos de investigación, cerca de las 21:00 horas del pasado 26 de febrero, demoraron entre 40 minutos y una hora en el domicilio. Pero, presuntamente, su hija Hanna se encontraba declarando en ese momento. Luego de los alegatos, la defensa solicitó al juez decretar ilegal el acto de investigación; mientras que el MP solicitó se ratificara la validez del ingreso al mencionado domicilio sin una orden judicial. Al respecto, el juez consideró validar el actuar del la autoridad judicial debido a que consideró que los argumentos de la defensa no eran suficientes y en el caso del MP se dieron datos objetivos motivados en el tiempo de investigación complementaria. Cabe recordar que a inicios del mes de febrero, la FGE solicitó un plazo de dos meses de investigación complementaria, periodo que fue concedido y que vencerán entrando el mes de abril, siendo este periodo de seis meses autorizado por la ley para investigación. Por: Marco Santoyo/SJS