(Foto: @pantheo27705718)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).– Sus descubridores lo han apodado el Monstruo de Melksham en honor al pueblecito británico en el que han aparecido sus fósiles, y el aspecto de la criatura hace honor a su nombre.

El Ieldraan melkshamensis es, de acuerdo a sus descubridores, el eslabón perdido en el árbol genealógico que une a los dinosaurios con los cocodrilos.

Todo parece indicar que existió hace 163 millones de años, medía 10 pies de largo (alrededor de 3 metros), tenia una cabeza aplanada y dotada de poderosas mandíbulas repletas de dientes serrados, habitaba mares calientes y poco profundos y probablemente era el depredador más importante en las aguas poco profundas de lo que hoy es Reino Unido.

El fósil que ha permitido determinar la nueva especie llevaba 150 años almacenado en el Museo de Historia Natural de Edimburgo, pero estaba tan dañado que solo ahora los paleontólogos han descubierto que se trata de una nueva especie.

CA