Finalmente se ha comenzado el análisis (Foto ACG)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Pasadas las 13:00 horas los integrantes de las comisiones unidades de Hacienda y Deuda Publica con la de Programación, Presupuesto y Cuenta Pública del congreso del estado comenzaron a analizar la solicitud de reestructura que presentó el ejecutivo estatal por casi 11 mil millones de pesos en diciembre pasado.

Si bien el tema ha generado polémica por las diferentes posturas emitidas por los legisladores locales, finalmente se ha iniciado la revisión de la propuesta del gobierno estatal.

Cabe señalar que apenas el pasado lunes el presidente de la mesa directiva del congreso local, Pascual Sigala Páez afirmó que los diputados “pondrán candados” a fin de impedir que el gobierno del estado utilice los tres mil 300 millones de pesos correspondientes al fondo para el pago oportuno que se incluye en la solicitud de la reestructura de la deuda pública, para de esa manera impedir que el monto por concepto de deuda incremente.

“Si queremos ir corrigiendo las debilidades que ha tenido el proceso de endeudamiento, de si pago o no pago, de las letras chiquitas, tenemos que ser responsables a la hora de aprobar una nueva reestructura”, dijo.

Al respecto, el presidente del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM), Miguel Ángel Ayala Barajas, recomendó que sea replanteada la propuesta de la reestructura de la deuda pública, porque “así como está, no asegura ni menos deuda, ni menos intereses, ni ahorro de ningún tipo”.

El especialista recordó que el gobierno del estado tiene contratados distintos créditos a tasas variables, motivo por lo que se toma de referencia la tasa de interés (de 6.25 por ciento) vigente del Banco de México (Banxico) y cuando hay un incremento en éstas se tiene que pagar más intereses.

“Debemos recordar que los créditos fueron contratados con tasas de interés con referencias más bajas, hablamos que había tasas de 3.50 a 4.25 por ciento, muy bajas en comparación con las que ahorita está de 6.25 por ciento. En conclusión, cuando hay una tasa de interés el gobierno tiene que pagar más por el costo de las deudas que tiene contratadas”, explicó.

Legisladores perredistas han urgido a aprobar la reestructura de la deuda, mientras que panistas y priístas han expresado que es un tema que se debe analizar a fondo y no se debe aprobar a la ligera.