Nalgadas, pellizcos y posturas humillantes y más quedaron prohibidos (Foto: Pixabay)

Ciudad de México (Rasainforma.com).- La Cámara de Diputado aprobó por unanimidad la reforma a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y al Código Civil Federal para prohibir la educación de menores a base de castigo corporal y humillantes.

La reforma define el castigo corporal o físico como todo acto cometido contra niñas, niños y adolescentes en que se utilice la fuerza física, incluyendo golpes con la mano o algún ejemplo, empujones, pellizcos, mordidas, tirones de cabello o de las orejas.

Asimismo, prohíbe acciones como obligar a los menores a sostener posturas incómodas, quemaduras, ingesta de alimentos hirviendo u otros productos, así como cualquier acto que tenga como objeto causar dolor o malestar, aunque sea leve.

Como castigo humillante, la reforma contempla cualquier trato ofensivo, denigrante, desvalorizador, estigmatizante, ridiculizador y de menosprecio, o que tenga como objetivo provocar dolor, amenaza, molestia o humillación a menores de edad.

El proyecto reafirma el derecho de los menores de edad a recibir orientación, educación, cuidado y crianza de su madre, padre o de quienes ejerzan la patria potestad, tutela, guarda y custodia, así como de los encargados y personal de instituciones educativa, deportivas, religiosas, de salud, de asistencia social, sin ser víctimas del castigo corporal o trato humillante.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Justicia, Pilar Ortega, afirmó que castigos corporales y tratos humillantes son el germen inicial para desarrollar una sociedad violenta.

Por: Salvador Gaytán/E