Rommel Pacheco agradeció a los integrantes de la comisión por hacerle este reconocimiento

Ciudad de México (MiMorelia.com).- El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, entregó un reconocimiento al deportista Rommel Pacheco Marrufo por su dedicación, talento, disciplina y amor a México, lo cual le ha permitido destacar como clavadista en el escenario nacional e internacional.

Mencionó entre los logros del clavadista, el haber ganado el Campeonato Mundial Universitario en 2005, que lo hizo acreedor al Premio Nacional del Deporte; tres veces campeón panamericano y único mexicano con un clavado perfecto que logró ejecutar en los Juegos Panamericanos de Guadalajara de 2011.

En la sesión del Pleno cameral, Zambrano Grijalva expresó que Rommel Pacheco tuvo una brillante participación en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y en Pekín 2008. Recientemente, compitió en la Copa Mundial de Clavados celebrada en Río de Janeiro, Brasil, donde obtuvo la medalla de oro.

Destacó que el clavadista mexicano se hizo acompañar en la sesión de este martes, por su madre, Landy Marrufo; su hermano Irak Marrufo y su entrenadora, Ma Jin.

Rommel Pacheco agradeció a los integrantes de la comisión por hacerle este reconocimiento y pidió que continúen con su trabajo, pues tienen un papel vital en el deporte, ya que rigen, mandan y dan el presupuesto.

México es un país que desgraciadamente tiene un nivel alto de obesidad a causa del sedentarismo y el deporte es una herramienta fundamental para crear una mejor sociedad, no sólo en salud, sino “te aleja de los vicios y el ocio, forja un buen carácter y te hace luchar por los objetivos y metas”.

Refirió que el deporte le ha dado el orgullo de representar a México y Yucatán, de conocer diferentes países, poder cantar el himno nacional “lo pongan o no lo pongan”; sin embargo, «es una suma de trabajo, esfuerzo y dedicación”.

Solicitó a los legisladores seguir con la elaboración de iniciativas y esas ganas e ímpetu de hacer de México un mejor país. Por nuestra parte, “desde el lugar que me corresponde lo hago con mucho orgullo, entrenando para llegar lo mejor preparado a las competencias, pues creo que ustedes lo hacen en este recinto y del que en unos años me gustaría formar parte”.

Todos los años de esfuerzo y trabajo se ven recompensados con esto, con un instante la premiación, pero son años, ya casi 22 años en este deporte, 8 horas de entrenamiento; sí es mucho esfuerzo, pero se ve recompensado cuando te cuelgan la medalla y eres un ejemplo para un niño”, concluyó.