Estados Unidos (MiMorelia.com).- Luego de ser acusada de estafar a sus miles de seguidores en la red social de contenidos OnlyFans, la ex chica Disney ha vuelto a ser noticia luego de que una emprendedora la acusara de quedarse con las joyas que envió a la actriz a cambio de publicidad por Instagram Stories.

Lauryn River, diseñadora y CEO de Div9ne Collective, un pequeño negocio de joyas, publicó un extenso hilo en Twitter donde acusa a la cantante y actriz, Bella Thorne, de no cumplir con el trato acordado entre ambas partes. En las capturas se puede observar como Thorne envió un mensaje directo mediante instagram a la cuenta corporativa de la marca pidiendo mercancía a cambio de promocionarla en sus historias.

El valor total de los productos enviados a Bella alcanzaron los $1500 e inclusive Lauryn tuvo que crear joyas al gusto de la artista en elemento plata porque no es fanática del oro. Entre los objetos que recibió Bella se encontraban un collar de plata, uno de oro con un diseño de candado y un anillo a base de plata 925.

A pedido de la actriz, Lauryn hizo todo lo posible para que el envío llegue a tiempo, hasta siguió el pedido todo el día por internet. Una vez recibido, las respuestas de Bella Thorne se hicieron menos frecuentes. Pasaron dos semanas cuando la diseñadora volvió a preguntar a la actriz de Shake It Up si realizaría la publicación como se acordó, a lo cual esta última respondió que sí, pero nunca más volvió a saber de ella.

Lauryn coleccionó joyas compradas en distintas tiendas durante mucho tiempo y así fue como decidió iniciar en el negocio. En los años que lleva como diseñadora ha creado anillos, pendientes y cadenas de oro fabricadas con elegantes metales preciosos.

River ha expresado su indignación con el abuso de poder que cometen algunos influencers, en unos de sus tuits alentó a los propietarios de pequeños negocios a cuidar sus productos y no dejarse llevar por la cantidad de seguidores de la cuenta que los contacta porque no todos son íntegros. 

De polémica en polémica

Bella Thorne viene siendo criticada desde que decidió universe a la plataforma de contenido “OnlyFans” donde consiguió dos millones de dólares en ganancias en tan solo una semana. Los enormes números de Thorne han ocasionado una avalancha de comentarios negativos por parte de las modelos que trabajan en la plataforma de suscripción. Muchas reclaman un atraso en sus pagos, mientras que otras califican su comportamiento como pésimo al querer ser la portavoz de los que llevan trabajando años creando contenido y siendo marginadas.

Por otra parte, los usuarios suscritos al perfil de Bella han denunciado ser víctimas de estafa al comprar fotografías a $200 mediante falsas promesas.

fgmm