Tanto en 2015 como el año pasado, se mantuvieron en 16 las demandas (Foto: Ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- En los últimos tres años, disminuyeron las demandas por robos a autobuses en carreteras michoacanas en 78 puntos porcentuales, a decir de cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

El 2013 fue de dos gobernadores en Michoacán: Fausto Vallejo Figueroa, quien solicitó licencia para separarse del cargo debido a motivos de salud y fue sustituido por Jesús Reyna García —actualmente recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) David Franco Rodríguez, bajo acusaciones de ligas al narcotráfico—, y al final del año regresó el mandatario elegido en las urnas en 2012.

Dicha anualidad se presentaron 76 denuncias por asalto a autobuses en las vías de la entidad, de las cuales prácticamente todas se perpetraron con violencia, al sumar 73, de acuerdo a los quejosos.

Para 2014, también hubo dos jefes del Ejecutivo en el estado. El propio Fausto Vallejo y el exrector de la Universidad Michoacana Salvador Jara Guerrero, quien hoy funge como Subsecretario de Educación Media Superior y Superior a nivel federal.

En ese periodo anual bajaron a 40 las demandas por el citado delito, 33 cometidas mediante la agresión, lo cual representó una reducción de 47.3 por ciento respecto al año inmediato anterior.

Ya en 2015, la cifra bajó a 16, 12 por la vía violenta. Entonces ya sólo un gobernador estuvo al frente del Solio de Ocampo, Jara Guerrero.

Mientras en 2016 la cifra de quejas ante ministerios públicos por robos a unidades del transporte foráneo en carreteras de la entidad se mantuvo en 16, donde igual ya con un nuevo mandatario, Silvano Aureoles Conejo, quien triunfó en las elecciones de junio de 2015.

De esa manera, la baja entre 2013 y 2016 en las denuncias de tal ilícito fue de 78 por ciento, que puede considerarse importante, y a la vez muestran una tendencia a disminuir.

El año anterior, 15 de las 16 querellas judiciales argumentaron que los asaltos ocurrieron con violencia, y la mitad registradas entre octubre y diciembre.