Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Los sujetos habían privado de la libertad a un par de personas -fuentes extraoficiales señalan que al parecer todo derivó de una «situación» registrada en un Casino- y posteriormente se enfrentaron a elementos de la Policía Michoacán en la ciudad de Morelia. Portaban armas de grueso calibre, mismas que dispararon contra los oficiales.

balacera1Todo inició pasada la media noche, cuando varios sujetos armados, que viajaban a bordo de una camioneta Jeep Cherokee Limited, de color gris Oxford, sin placas de circulación y en un auto Toyota Camry, de color plata, con matrícula PFD-323-P, «levantaron» a dos jóvenes.

Cuando las unidades circulaban sobre avenida Jesús Sansón Flores se «toparon» con un par de patrullas y accionaron sus armas de fuego contra las mismas –los fuertes disparos despertaron a los vecinos de varias colonias a la redonda-.

Al huir del lugar, en Artilleros de 1847 (casi en la esquina con la calle General Manuel de la Peña y Peña) bajaron a las personas que habían «levantado» y les dispararon; uno de ellos logró sobrevivir. De nuevo, secos y fuertes «truenos» alertaron a las personas de la colonia Chapultepec Sur.

Los sujetos siguieron su camino a toda velocidad, sin embargo, en la esquina de las avenidas Ventura Puente y Solidaridad se encontraron con más policías y se registró un enfrentamiento, ahí dos oficiales resultaron lesionados. Los disparos arrebataron el sueño de los vecinos de la zona.

balacera5En el sitio uno de los conductores de los autos donde viajaban los agresores perdió el control y la camioneta Jeep terminó estampada en contra una pequeña barda de contención del puente vehicular que está sobre el Río Chiquito. Al revisarla encontraron rifle AR-15.

En el auto que huyeron, el Toyota Camry fue encontrado a un lado de Las Tarascas. En ambas unidades había rastros de que andaban de fiesta, pues había vasos desechables, así como restos de botellas de algún tipo de licor.

En las patrullas se pudo observar el poder de las armas de fuego que usaban los delincuentes, de los que hasta el momento no se sabe nada, ya que se perdieron en las calles oscuras y mudas de la zona centro.

A través de las redes sociales circulaban mensajes de ciudadanos que preguntaban «qué» estaba pasando, otros aseguraban que se trataba de una balacera, mientras que algunos más escépticos pensaban que eran cohetes de alguna fiesta patronal.