dolores en la cara
Recomiendan especialistas acudir con médico para tratar el padecimiento (Foto cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- La neuralgia del Trigémino es un padecimiento poco frecuente que se caracteriza por un dolor intenso e intermitente en las ramas del nervio Trigémino, llamado así por su división en tres ramificaciones, que van hacia la parte superior de el rostro (oftalmológica), la parte media (maxilar) y la parte inferior (mandibular), y termina justo al centro del rostro, explicó el especialista neurocirujano, Carlos Alberto Guerrero Rascón, médico adscrito al Hospital General de Zona No. 83 del IMSS.

Cuando el dolor se presenta en la región mandibular, que es el más frecuente, puede llegar a confundirse con problemas dentales, Guerrero Rascón señaló que en la historia clínica de los pacientes que cursan con este padecimiento, con regularidad llegan sin algunas piezas dentales, ya que se atribuye a un dolor de muelas, pero que al no cesar el dolor, acuden al médico, por eso se dice que es un diagnóstico diferencial, pues primero se descartan otras causas del dolor para llegar a sospechar una neuralgia del Trigémino.

Pero puntualizó, la característica de la neuralgia del Trigémino es muy franca ya que siempre es del centro hacia un sólo lado de la cara (izquierdo o derecho) y como una franja que va de la frente y el ojo hacia atrás de la cabeza; de la nariz y mejilla, hacia la parte posterior de la cabeza; o de los dientes y mandíbula, hacia el mismo punto. Además de que generalmente se afecta sólo un una o dos de las tres ramas.

Otra particularidad es la intensidad, recurrencia e intermitencia del dolor y sobre todo la simplicidad de los detonantes, como una caricia, el agua, los cambios de temperatura, masticar y otras actividades cotidianas, por eso, explicó el especialista Carlos Guerrero, generalmente son pacientes que reflejan cuadros depresivos, pues su vida social y laboral se ve mermada por el malestar “inexplicable”.

En este sentido, el neurocirujano recomendó atender oportunamente cualquier dolor. Por ejemplo si es en la región ocular, acudir con el oftalmólogo para descartar glaucoma u otro problema oftalmológico; si es en la región maxilar, acudir con el otorrinolaringólogo para determinar que no haya infección o congestión en las mucosas; y si se trata de la región mandibular, atender caries o problemas dentales.

Es una patología que puede asociarse a causas infecciosas o virales; por traumatismos (golpes); causas tumorales; y la causa más frecuente, que son alteraciones vasculares en la raíz del nervio Trigémino, ésta última, explica el neurólogo Guerrero, se debe a que, con tan sólo el movimiento del latido que genera ondas en el líquido cefalorraquídeo, afecta el nervio Trigémino, detonando dolor.

El diagnóstico es principalmente clínico, aseveró el especialista, por lo que el médico familiar debe ser muy sensible a la condición de quien padece neuralgia del trigémino para detectar que si hay persistencia del dolor después de haber intentado otros tratamientos, recurrir al apoyo de resonancias magnéticas que permitan ver la presencia de tumores (schwannomas del Trigémino el más común), rizos vasculares o alteraciones físicas del nervio.

El tratamiento inicial es siempre con fármacos neuromoduladores y/o antiepilépticos, asegura Guerrero Rascón, pero en caso de no responder, se procede a tratamiento quirúrgico como la rizotomía u otro procedimiento quirúrgico más efectivo llamado “descompresión microvascular”, consistente en incrustar una separación anatómica entre los nervios. Esta intervención se realiza en el IMSS, en el caso de Michoacán, en el Hospital General No. 1 de Charo, con una frecuencia media de tres a cuatro intervenciones por año.

Finalmente, con base en la numeraria de la estadística delegacional, de 2014 a la fecha, en Michoacán 32 casos fueron diagnosticados, de los cuales 13 corresponden al año 2016, y tres en lo que va de este año. Por lo que se puede decir que no es un padecimiento tan frecuente, sin embargo, de acuerdo con el neurocirujano Guerrero, sí hay una tendencia en mujeres en una proporción de dos a uno.

jcms