Por: Salvador Gaytán

Estados Unidos (Rasainforma.com).- Donald Trump, presidente de Estados Unidos, apeló ayer a su base más dura y arremetió contra las leyes migratorias del país, calificándolas de “lo más ridículo” que ha visto, sugiriendo incluso que para solucionarlo quizás haya que “cerrar” la nación a la llegada de extranjeros.

En Cleveland, Ohio, se celebró un acto para hablar de su reforma fiscal, el magnate aseguró que las personas que ingresen a EE. UU. ilegalmente se aprovechan de las políticas de “captura y liberación” y no van ante la corte cuando se presentan cargos en su contra.

“Puede que tengamos que cerrar nuestro país para aclarar esto”, insistió el republicano, quien criticó la actuación de jueces migratorios.

Con información de El Universal